Los aceites de oliva virgen extra Oleoestepa de la nueva campaña vienen con regalo muy práctico y sostenible: una bolsa de compra reutilizable de RPET.

Las bolsas de plástico suponen uno de los principales problemas en cuanto a gestión de residuos en todo el mundo. Solo en España usamos ocho mil millones y medio de bolsas desechables anualmente. Se trata de una cantidad inmensa insoportable para el planeta.

La mayoría se usan por un periodo de tiempo muy corto y aunque se reciclan sin problema si las depositamos en el contenedor amarillo, es importante concienciarnos para tratar de reducir su uso buscando una alternativa: la bolsa de compra reutilizable.

Estas bolsas reutilizables son la forma más sostenible para transportar productos, ya sea para ir al supermercado o cualquier otra función, ayudando entre todos a reducir toneladas de residuos plásticos.

En nuestro compromiso por la sostenibilidad y la economía circular, y contribuyendo con los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) 6, 7, 8, 9, 12, 14 y 15, ya hemos lanzado el primer aceite de oliva virgen extra en botella de plástico 100% reciclado. Ahora respondemos de nuevo a las exigencias establecidas en nuestro programa de Responsabilidad Social Corporativa, proponiendo una solución a la necesidad de transportar productos de una manera sostenible. Con la bolsa de plástico reciclado de Oleoestepa ayudamos a erradicar el uso de bolsas de plástico de un único uso, a la vez que le damos una segunda vida a plásticos recuperados (botellas de agua, refrescos y otros envases) fomentando la economía circular.

La bolsa de compra Oleoestepa RPET está elaborada a partir de plástico reciclado, para así fomentar la reutilización de residuos plásticos y ayudar a la sostenibilidad del planeta. En material de 140 g, permiten un contenido de 12-15 kg de peso, sus asas cortas y largas y base reforzadas que permiten su agarre versatil.

 

Incorpora esta bolsa a tus compras diarias para hacerlas más respetuosas con el medio ambiente. Es duradera, transpirable, fáciles de lavar y guardar.

Además, no son solo bolsas para comprar alimentos, frutas y verduras, sino que también tienen otras funcionalidades en situaciones diversas.

Consíguela en nuestras cooperativas asociadas o en nuestra tienda online.

Se trata de un regalo directo de una bolsa de compra reutilizable de plástico reciclado por la compra de una caja de botellas de 5 y 3 litros de aceite de oliva virgen extra Oleoestepa.

La promoción es exclusiva para cooperativas asociadas y tienda online, válida hasta agotar existencias (10.000 unidades).

Puedes ampliar información sobre nuestra innovación sostenible pinchando aquí.

Sabemos que este año ha vuelto a ser muy complicado, cargado de dificultades e incertidumbres. Pero si algo hemos aprendido de nuestros mayores es que siempre hemos de afrontar el futuro con ánimo y esperanza.

Ésta es la mejor herencia recibida y la que la gran familia cooperativa de Oleoestepa quiere compartir con este humilde y sentido vídeo, deseando unas felices fiestas y un nuevo año cargado de salud e ilusión, y por supuesto, sabor.

Esperamos os guste y os contagie con alguna sonrisa.

¡Feliz Navidad y salud para el nuevo año!

 

Para obtener un aceite de oliva virgen extra es fundamental la participación coordinada de un gran número de profesionales. Dando lo mejor de cada uno en cada etapa es la única forma de conseguir la excelencia. Desde el agricultor que cuida y mima sus olivos hasta el responsable de la planta industrial donde se envasa el zumo de aceituna para que llegue a los hogares, son varias las fases claves en este proceso productivo. Entre ellas destaca la figura del maestro de almazara, también llamado maestro oleario, responsable principal de extraer de forma óptima el zumo de la aceituna, de trasladar la calidad de un fruto sano a su zumo, al aceite de oliva virgen extra.

Con este espacio queremos rendir un homenaje a esta figura clave en las almazaras asociadas y seguir aprendiendo sobre cultura oleícola y los secretos que hay detrás de un aceite de oliva virgen extra de alta calidad.

Felipe Gómez Arjona

Maestro de la cooperativa Olivarera de Pedrera (Sevilla).

Su vida profesional está estrechamente ligada a esta cooperativa ya que, a pesar de su juventud, son ya 18 años los que lleva realizando distintas labores en ella. “Los primeros años me dedicaba al peso de la aceituna en la zona de recepción de la almazara, pero a la cuarta campaña me dieron la oportunidad de ejercer como maestro y no la rechacé” recuerda Felipe.

Los primeros años como maestro fueron tutelados por el maestro senior, quien le enseñó todos los secretos y trucos para lograr lo mejor de la maquinaria disponible por entonces. Felipe nos confiesa que “ahora las cosas han cambiado mucho desde entonces y ya prácticamente todo es diferente, echando la vista atrás me doy cuenta que he vivido todos los grandes cambios que está cooperativa ha sufrido desde su origen”. Así por ejemplo, el mismo año que el comenzó a trabajar en la cooperativa añadieron una nueva línea de trabajo y él fue el primero en usar el nuevo sistema de pesado. “Hasta hoy que contamos con la mejor tecnología para la extracción del zumo de la aceituna hemos vivido una revolución tecnológica entre estas paredes” nos apunta Felipe.

Tanta innovación en maquinaria y procesos ha provocado que la formación continua sea fundamental. Por ello en todo este tiempo no ha desaprovechado cualquiera oportunidad formativa para estar al tanto de las últimas novedades del sector. En este aspecto valora muy positivamente los cursos de formación para maestros que periódicamente desarrolla Oleoestepa, a los que intentan asistir junto a todo el equipo de la almazara. Además de estos cursos considera fundamental profundizar en los conocimientos del análisis sensorial por parte de maestros. “Para saber si estamos consiguiendo un aceite de oliva virgen extra de máxima calidad es clave un conocimiento amplio de cómo se cata, de identificar atributos y defectos en el zumo logrado” nos confiesa Felipe.

Su actividad diaria en la almazara durante todo el año se divide en dos momentos: durante campaña y fuera de ésta. Habitualmente de octubre a enero se concentran los meses más difíciles y estresantes, ya que la supervisión continuada y pormenorizada debe ser permanente. “La presión es importante ya que un solo despiste puede estropear un depósito completo de la bodega” apunta Felipe.

Fuera de campaña su actividad se centra en el mantenimiento y mejora de todos los componentes industriales de la almazara, de modo que “podamos empezar con buen pie y sin sustos la siguiente campaña”.

En su opinión un factor clave para lograr un zumo de aceituna de máxima calidad radica en una adecuada selección de las aceitunas en la zona de recepción. “Contar con varias líneas de extracción nos permite poder clasificar las aceitunas según variedad y estado, logrando aceites con perfiles muy homogéneos”. Y añade Felipe que “lo que viene mal muy poco podemos hacer con ellas, más que juntarlas y separarlas del resto. Mejor concentrarse en lo que viene bien, para extraer el zumo con las mejores calidades posibles”. Para ello considera que “el tiempo es oro” debiendo moler inmediatamente las aceitunas una vez realizada su recepción y preparación.

En más de 20 años que lleva en la cooperativa ha tenido tiempo para vivir infinitas anécdotas, pero lo que más le sorprende es como han cambiado todo las cosas y la forma de trabajar en la almazara, concluyendo a este respecto que “a diferencia de lo que suele pensar el consumidor, la tecnología es nuestra gran aliada”.


Antonio Palacios Romero

Maestro de almazara de la Cooperativa de San Nicolás de Marinaleda (Sevilla).

Antonio Palacios Romero, maestro de la cooperativa San Nicolás de Marinaleda. Fue con el cambio de milenio cuando inició su vinculación profesional con esta cooperativa. Aunque comenzó como molinero, gracias a su afición a la mecánica pronto pasó a encargarse del mantenimiento técnico y en un par de años asumió la máxima responsabilidad en el proceso productivo del aceite de oliva virgen extra en esta almazara.

Además de haber aprendido de sus mayores, también ha tenido que aprender muchas cosas él solito, porque nos confiesa “cuando te gusta tu oficio nunca dejas de pensar en qué puedes mejorar”.

Durante la campaña inicia su actividad a partir de las 14 horas con la apertura de la zona de descarga de las aceitunas recolectadas durante esa mañana, de modo que la molturación sea lo más rápido posible, de un fruto fresco y sano. “Se sabe a qué hora se empieza, pero nunca a la que se acaba cada jornada” nos apunta Antonio, ya que depende de la cantidad de aceitunas entregadas en ese día y si ha habido alguna incidencia en su extracción. Y no finaliza la jornada con una vez molidas las aceitunas, hay que dejar todo completamente limpio y preparado para la siguiente jornada.

En la cooperativa San Nicolás cuentan con dos líneas de recepción y dos aclaradores, para cuando uno se llena poder seguir trabajando sin parar y así no desperdiciar el tiempo.

A la hora de determinar la clave para conseguir un buen aceite de oliva virgen extra Antonio pone el foco en recibir una aceituna fresca, sana y en su punto óptimo de maduración, por lo que considera fundamental la labor del agricultor. En su ámbito, limpieza, tiempo y temperatura son los dos factores más relevantes en el logro de un zumo de aceituna de alta calidad. “Que esté todo limpio siempre, realizar todo el proceso extractivo por debajo de 27 grados en el mínimo tiempo posible son mis principales preocupaciones” señala Antonio.

Antonio rememora con orgullo y emoción todos los momentos que ha pasado trabajando, todas las horas que ha pasado en esta cooperativa y todos los esfuerzos que ha tenido que hacer para resolver cada imprevisto que ha surgido en todos estos años. “Todos los esfuerzos merecen la pena cuando campaña tras campaña podemos disfrutar de un zumo de aceituna lleno de calidad y de cariño” nos confiesa Antonio para finalizar esta entrevista.


Diego Rodríguez Sancho

Maestro de almazara de la Cooperativa de San Juan en Villanueva de San Juan (Sevilla).

Diego Rodríguez Sancho, maestro de almazara en la cooperativa de San Juan en Villanueva de San Juan, Sevilla.

Diego se considera un hombre con suerte. Al menos la tuvo hace 21 años cuando inició su actividad profesional en la cooperativa gracias a un sorteo en el que fue elegido aleatoriamente entre una decena de candidatos. “Es curioso cómo un momento de fortuna puede marcar la trayectoria profesional de una persona, y por supuesto, su vida” confiesa Diego.

Por aquel entonces había dos maestros, encargados de formarlos y de pasarles el testigo años más tarde, convirtiéndose entonces en maestro oleario, es decir, responsable de la producción de aceite de oliva virgen extra en la almazara asociada ubicada en Villanueva de San Juan, en plena Sierra Sur de Sevilla.

En cuanto a su labor durante la campaña, Diego tiene claro que “el que me busque seguro que me encuentra en la zona de descarga de aceitunas”, ya que considera clave una adecuada selección de las aceitunas para lograr un zumo de máxima calidad. “Una vez decepcionadas todas las aceitunas, toca la segunda parte, supervisar que todo está en orden en el molino” apunta Diego, señalando también la limpieza como una condición indispensable en todo el proceso productivo.

Una vez finalizada la campaña sus tareas principales se concretan en una revisión y puesta a punto de toda la maquinaria, renovando aquella que se queda obsoleta técnicamente.

La cooperativa asociada de Villanueva de San Juan tiene la singularidad dentro del grupo Oleoestepa de situarse en plena sierra, lo que marca significativamente la agronomía y las propiedades organolépticas del zumo resultante. “Aquí los principales enemigos son las heladas y la mosca, lo que afortunadamente no se da tanto en los territorios de las cooperativas asociadas” apunta Diego.

Echando una mirada atrás, le llama la atención la consideración tan relevante que ha conseguido la limpieza en los últimos años, como factor clave en el logro de zumos de aceitunas de máxima calidad. A este respecto, Diego recuerda que “cuando empecé las almazaras estaban llenas de barro, ramas y demás restos de la recolección, mientras que ahora se puede comer en el suelo”.

En cuanto a la integración de la almazara en el proyecto cooperativo de Oleoestepa hace ahora siete años considera que ha sido un antes y un después, siendo muchos y destacados los beneficios. “Antes no se controlaban la temperatura y, fue a raíz de entrar a formar parte de Oleoestepa, cuando comenzaron a tener asesoramiento técnico y tener en cuenta estos factores decisivos en la molturación” apunta Diego, que se muestra muy agradecido por los cursos de formación continua de Oleoestepa, con los que consigue estar al día de las últimas novedades del sector.

A lo largo de todos estos años, Diego ha recopilado muchas anécdotas entre las que recuerda aliviado como una noche mientras trabajaba en el molino entraron a robar. “Afortunadamente, todo se quedó en un gran susto”.


Pedro Aroca

Maestro de almazara de la Cooperativa Agrojara

Pedro Aroca, maestro de almazara de la cooperativa asociada Agrojara de Martín de la Jara (Sevilla).

Aunque lleva 4 campañas ejerciendo como maestro de almazara, son más de 20 años los que lleva vinculado profesionalmente a esta cooperativa. “Parece que fue ayer cuando me inicié en el control de la recepción de aceitunas” rememora Pedro, “y tras unas cuantas campañas después pasé a ser ayudante del maestro anterior, donde aprendí la realidad de este oficio”.

A pesar de haberse cursado estudios de administración empresarial, a Pedro le gusta más el trabajo de campo. “Desde el principio este trabajo me despertó una pasión por la mecánica, por lo que me tuve que enfrentar a mi desconocimiento inicial con muchas pruebas y más errores, y pegarme al maestro anterior para aprender todo lo que pudiera” confiesa Pedro.

Pedro nos confiesa que la integración de Agrojara en el proyecto cooperativo de Oleoestepa hace ahora dos campañas ha supuesto un cambio significativo en la forma de hacer las cosas.

“Antes de comenzar en Oleoestepa, en la recepción sólo se separaba la aceituna recogida del suelo, se molturaban, a bodega y listo, ya podían vender su aceite. Hoy en día, de la mano de los técnicos de Oleoestepa los cambios son muy evidentes, lo que nos ha permitido que avancemos más rápido hacia la consecución de zumos de aceituna de mayor calidad” apunta Pedro agradecido.

A continuación, nos pone ejemplos de los principales cambios que han supuesto este nuevo enfoque en la producción de AOVE. “Primar la calidad de los mejores depósitos y hacer análisis físicos-químicos, multirresiduales y sensoriales de cada uno de los depósitos, entre otros cambios, nos ha permitido analizar y descubrir “errores” que se han cometido durante el proceso, de modo que el aprendizaje es continuo y sus efectos positivos son evidentes” explica el maestro.

Durante la campaña toda su atención y esfuerzos están centrados en obtener el mejor aceite de oliva virgen extra posible con la materia prima que entra en la cooperativa, “ya son muchos los socios agricultores que entienden que es fundamental una entrega rápida de aceitunas sanas y limpias, porque es imposible que de un mal fruto se pueda conseguir un buen aceite” confiesa Pedro.

Una vez conseguida la recepción de un fruto en perfectas condiciones, en su opinión las claves para conseguir un excelente aceite de oliva virgen extra son la limpieza y el control de la temperatura, siempre por debajo de 27 grados, esto es, una extracción en frío. Y por supuesto, molturar la aceituna lo antes posible.

En estos veinte años son muchos los recuerdos que se le vienen a la mente, pero se queda con sus primeras jornadas tan estresantes, en la cooperativa durante el turno de noche sin conocer la cooperativa ni tener experiencia en su puesto.


Francisco Jesús Berral Torres

Maestro de la almazara de Olivarera Pontanense de Puente Genil (Córdoba).

Francisco Jesús Berral Torres, maestro de la almazara de Olivarera Pontanense de Puente Genil (Córdoba).

Con esta campaña recién finalizada son ya más de quince las que Francis, como lo conocen sus amigos y familiares, dirige la almazara asociada de Puente Genil. Pero son muchos más los ligados al mundo del olivar. “Provengo de una familia ligada al mundo cooperativo del olivar, por nuestras venas corre aceite” asegura Francisco.

En sus recuerdos infantiles siempre está presente la agricultura y el olivar, y se emociona al recordar que por las tardes solía acompañar a su padre en el tractor a la cooperativa y “la alegría que me llevaba cuando el antiguo maestro, Marcos, le regalaba rodillos de acero para jugar con las patinetas”.

Antes de ascender a maestro se inició como operario de mantenimiento, aprendiendo todos los secretos de la elaboración del aceite de oliva virgen extra del antiguo maestro y del cuidado extremo con la maquinaria. Fuera de la campaña compaginaba esta labor con las de mantenimiento de la cooperativa, lo que le sirvió para conocer profundamente todas las cuestiones técnicas de la almazara.

Durante la campaña centra su atención en el control de las aceitunas desde que vacía el remolque hasta que el aceite sale de la bodega con destino al envasado, confesando que la más complicada es la recepción, ya que “sigo teniendo que explicar a algunos agricultores de la importancia de traer las aceitunas impolutas; afortunadamente ya son cada vez menos”.

Considera que para ser maestro de almazara la formación continua es crucial, para estar al tanto de las últimas innovaciones técnicas. Como persona inquieta y amante de todo lo que rodea al aceite de oliva virgen extra, aprovecha todas las oportunidades formativas en forma de cursos, talleres, presentaciones y foros técnicos para estar al día. Destaca cómo la cultura por la excelencia está interiorizada en los maestros de Oleoestepa. “Existencia una competencia muy sana entre nosotros para conseguir los mejores zumos de aceituna y cuando salimos de nuestro entorno, nos damos cuenta que no todos tienen la misma visión y dedicación”. A ese respecto nos cuenta la anécdota de asistir a un curso de maestros en el que en todo momento ponían como ejemplo las prácticas de las almazaras asociadas a Oleoestepa.

Para terminar, nos cuenta una historia que aún recuerda con desagrado y tristeza, el día que robaron en la almazara, 5 camiones de aceite de oliva virgen extra, 128.000 kg. Y con alegría, apunta que “cuando hemos recibido premios supone una recompensa a todo el sacrificio que realizamos y nos ayuda a reforzar nuestro compromiso por la excelencia, merece la pena”.


Jesús Ramos Jiménez

Maestro de almazara de la Cooperativa Agrícola de El Rubio

Jesús Ramos Jiménez, maestro de la cooperativa asociada agrícola de El Rubio.

Justo con la finalización de un ciclo formativo de elaboración y extracción de aceite y las prácticas en otra almazara asociada, le surgió la oportunidad de iniciar su actividad profesional como molinero en la cooperativa asociada de El Rubio en la campaña 2004/05. Aquella campaña fue especial ya que todos sus compañeros eran nuevos. Jesús recuerda que “aunque no pudieron contar con el respaldo de la experiencia de técnicos antiguos, lo suplimos con mucha ilusión y compromiso. Fue duro, pero entre todos pusimos en marcha el nuevo proyecto productivo”.

En dicho proyecto considera clave la formación. Reconoce que “aunque la experiencia es importante, estar al día en lo último es imprescindible; además, los cursos técnicos de Oleoestepa nos permite compartir experiencias y aprender de las experiencias de otros maestros”.

Durante la campaña centra toda su atención en la supervisión de todos los factores que determinan la calidad del zumo resultante: estado de las aceitunas recepcionadas, maquinaria, indicadores, etc. Confiesa que “se encuentra muy respaldado en esta tarea por todos sus compañeros, porque todos tenemos claro qué hay que hacer para conseguir calidad y vamos a una”.  Debido a que han aumentado recientemente la capacidad de molturación, la aceituna que entra en la cooperativa está en la torva menos de 24 horas. Debido a que la rapidez con la que se extrae el aceite de oliva virgen extra de la aceituna es fundamental, nos explica que la molienda termina todos los días sobre las 4 ó 5 de la madrugada, y entonces tienen que ponerse a limpiar y dejar todo listo para el día siguiente, “incluso hay días que no paramos, estamos las 24 horas, depende de la cantidad de aceitunas que entre ese día.”

Nos relata que para su cooperativa la mejor forma de clasificar la aceituna es por variedades, ya que toda la aceituna de una misma variedad se encuentra en un estado similar y esto le permite saber que todo el zumo obtenido va a tener una misma calidad.

Afirma con orgullo que todos los agricultores socios de la cooperativa están muy concienciados de que “las cosas hay que hacerlas bien desde el campo”, porque como Jesús nos dice las cooperativas no tienen una varita mágica para poder extraer un buen aceite de oliva de un mal fruto.

Cuando la campaña acaba, comienzan con la limpieza del molino y el montaje en la fábrica. Es imprescindible dejarlo todo listo para la siguiente campaña.

En su opinión, aunque son varios los factores para lograr un aceite de oliva virgen extra de alta calidad, Jesús pone el foco en el tiempo: “cuantas menos horas esté la aceituna en la torva mejor”.

Por último, nos confiesa que el maestro de almazara tiene mucho de oficio, de vocación, porque “hay que dedicarle mucho tiempo y muchas horas que se las quitas a la familia y amigos”.


 

 

Manuel Fernández Fuentes

Maestro de almazara de la Cooperativa Nuestra Señora de la Paz de Estepa.

Manuel Fernández Fuentes, maestro de la almazara en la cooperativa asociada Nuestra Señora de la Paz en Estepa (Sevilla).

En el año 1999 comenzó a ejercer la labor que antes desarrollaba su padre, recuerda que sus primeros días fueron muy difíciles hasta que consiguió amoldarse a la responsabilidad de su puesto de trabajo.

En su opinión, lo más importante para conseguir un aceite de oliva virgen extra de gran calidad es tener controlada en todo momento la temperatura, vigilar que no se produzcan emulsiones en la batidora y realizar una buena separación.

Durante estos más de 20 años de experiencia como maestro de almazara, destaca que el momento más revolucionario fue el cambio de prensa hidráulica a las actuales líneas continuas. “Con el antiguo sistema de prensas hidráulicas se tenía más tiempo las aceitunas en las tolvas, con lo que se estaba calentando y atrojando el fruto, por lo que salían los aceites de peor calidad” apunta Manuel.  La incorporación de maquinaria de última tecnología que permite una extracción en continuo del zumo de aceituna ha supuesto un proceso más rápido y limpio y, en consecuencia, “una ayuda muy significativa para obtener un aceite de oliva virgen extra de mayor calidad”.

Sus años de experiencia también le han demostrado que es imprescindible contar con conocimientos de cata de aceite. “Distinguir olores y sabores, y saber clasificar los aceites de oliva virgen extra según sus calidades es clave para evitar mezclar aceites peores con mejores” apunta Manuel. El hecho de pertenecer al panel de cata de Oleoestepa le ha permitido probar multitud de aceites, de distintas variedades y orígenes, constatando la gran complejidad y riqueza de sabores y olores del zumo de aceituna.

Finalmente, Manuel nos confiesa que en su día a día lo que más le gusta es estar en el día a día de la producción del aceite de oliva virgen extra, disfrutando todas las tareas que participan en el logro de un aceite de oliva virgen extra de máxima calidad.


 

José Jesús Marín Pozo

Maestro de almazara de la Cooperativa Olivarera de Casariche.

José Jesús Marín Pozo, maestro de almazara de la Cooperativa Olivarera de Casariche.

José Jesús, más conocido como “Pepe”, lleva 20 años ejerciendo la labor de máximo responsable de la almazara. Pero su vinculación con la cooperativa asociada de Casariche es más dilatada, ya que comenzó a trabajar en 1988, hace ya casi 35 campañas. En todo este periodo ha tenido pasado por todos los puestos de la cooperativa, desde trabajar en la zona de la recepción de la aceituna y limpieza de la almazara hasta llegar a ser maestro de almazara, puesto que actualmente ocupa. “Un profesional que ha realizado todas las tareas tiene el privilegio de contar con una visión integral de todo el proceso productivo, lo que le permite proponer soluciones que van más allá de mi labor concreta” apunta Pepe.

En la descripción de su labor como maestro apunta que, aunque haya un pico importante de trabajo durante la campaña, tras ésta se inicia lo que llamamos la labor “callada”: la limpieza y el mantenimiento de la maquinaria. “Esta labor es clave para tener una campaña sin sustos en la planta y lograr un aceite de máxima calidad” defiende Pepe.

Mirando hacia atrás le llama mucho la atención cuánto han cambiado las cosas en estos años, cómo la tecnología se ha introducido en la almazara facilitando la labor productiva y permitiendo mayores rendimientos y mejores calidades. Esa tecnología también ha supuesto una necesaria profesionalización del equipo encargado de la almazara y de los agricultores. En ese sentido aún recuerda cómo se apilaban las aceitunas en el suelo y se dejaban incluso hasta varios días. En cambio, “ahora limpiamos todo con mucho tesón para que el fruto llegue en perfectas condiciones y obtengamos el aceite de oliva virgen extra de mayor calidad” afirma Pepe.

Recuerda con cierta nostalgia, que cuando él llegó a la cooperativa no había decantes, ya que los primeros se instalaron en 1989, “mientras realizaba el servicio militar”. Tampoco había programa de pesado por lo que tenían que pesar, descargar y volver a pesar los tractores para calcular la diferencia. Por supuesto, tampoco contaban con lavadoras, y otras muchas tecnologías que hoy en día son imprescindibles para extraer el zumo de la aceituna con la mayor calidad posible. Incluso, relata cómo algunos agricultores transportaban las aceitunas en sacos, cayendo en la cuenta de que “es impresionante el cambio que se ha realizado en la cooperativa desde que comencé a trabajar aquí”.

“Antes el objetivo era conseguir el máximo aceite de oliva posible, en cambio, hoy en día se prima la calidad” apunta Pepe, y considera que estos cambios van de la mano con la tecnología ya que con las mejoras tecnológicas se han podido ir mejorando el rendimiento de la aceituna y ha favorecido la priorización de la calidad ante la cantidad.

Aunque hoy en día, todos comprendemos que estos cambios han sido positivos y favorables, Pepe nos cuenta como había muchas personas que en su momento estaban en contra. Y es que los cambios siempre son duros. Poco a poco, con la imposición de las normas de régimen interno de Oleoestepa y con cambios generacionales, todos estos cambios se fueron asimilando y aceptando, haciendo posible la almazara de hoy en día.

Además, de todos estos cambios Pepe también nos habla sobre el aceite de oliva virgen extra y afirma que es imprescindible que el fruto esté sano y limpio. También la limpieza de todos los lugares por donde tiene que pasar el fruto, es decir, la cinta transportadora, tuberías, molino, etc., y por supuesto, un buen ajuste de decantes para no estropear la masa.

También resalta la importancia de calificar correctamente los aceites, porque “aunque todos los aceites de oliva sean virgen extra, podemos encontrar de mayor o menos calidad, y es muy importante contar con personal preparado para poder clasificar correctamente los aceites, de ahí que felicite la gran labor del laboratorio y panel de cata que tenemos en Oleoestepa”

En los 34 años que Pepe lleva en esta cooperativa, ha tenido muchas anécdotas, algunos accidentes como el desbordamiento de algún depósito de aceite, y otras muy felices, como el nacimiento de su hija justo el día después de la finalización de la campaña. “No se pudo acabar mejor”.


 

Pedro León Candelaria

Maestro de almazara asociada Olivarera San Plácido de Badolatosa.

Pedro León Candelaria, maestro de almazara asociada Olivarera San Plácido de Badolatosa, Sevilla.

Hace 6 años comenzó a trabajar en la almazara, realizando todas las tareas en el proceso elaboración del zumo de aceituna como ayudante de maestro, antes de lograr hace dos campañas la posición de maestro oleario. La experiencia adquirida como auxiliar ha sido fundamental en su proceso de aprendizaje, pero más aún la formación técnica. “Por suerte, durante este periodo he podido contar con la formación continua de Oleoestepa realizando diferentes cursos que van desde cuestiones técnicas y mecánicas hasta aprender a catar aceites de oliva virgen extra, algo fundamental para este trabajo” apunta Pedro.

Durante la campaña, su trabajo no termina hasta que no muele todas las aceitunas recolectadas en ese mismo día. Pedro considera clave el componente emocional en este oficio, con el que poder superar la presión del día a día, señalando que “en campaña no hay horarios, unas veces se acaba a las 12 de la noche, otras a las 4 de la mañana, pero para conseguir un zumo de alta calidad no puedes dejar nada para mañana, el tiempo es oro”.

El hecho de que la cooperativa San Plácido sea la entidad más pequeña asociada a Oleoestepa, le sirve a todo el equipo que la compone como acicate para dar lo mejor de cada uno con el objetivo de competir con almazaras mayores con más recursos técnicos y humanos. En esta línea Pedro considera que “hago un buen tándem junto al gerente de la cooperativa, somos jóvenes y nos entendemos muy bien, vamos a una y eso se nota en el resultado final, en la alta calidad de los zumos de aceituna que logramos”.

Su tarea como maestro no culmina con la finalización de la campaña, entonces empieza el mantenimiento y puesta a punto para dejarlo listo para la próxima campaña. La limpieza y una maquinaria “fina” son sus pilares para lograr extraer el aceite de oliva virgen extra con las mejores cualidades organolépticas, para ello, el tiempo es su principal reto.  “La calidad radica en lograr una molturación en el menor tiempo posible pero siempre en frío; es fácil decirlo, pero muy difícil conseguirlo”.

Pedro recuerda como su situación en la cooperativa cambió, prácticamente de un día a otro, “yo venía y me decían haz esto o lo otro, y de la noche a la mañana, me ofrecieron un puesto de máxima responsabilidad, demasiado grande para un joven como yo”. A pesar de los agobios y las tensiones vividas, especialmente durante la primera campaña, hoy mira hacia atrás con orgulloso y satisfacción de haber superado este reto.

 


Arístides Sevillano Suárez

Responsable de la almazara de la cooperativa asociada Agropecuaria de Herrera.

Arístides Sevillano Suárez, responsable de la almazara de la cooperativa asociada Agropecuaria de Herrera (Sevilla).

Hace unos seis años, cuando se fusionó la almazara de aceite con la cooperativa de aceituna de mesa, surgió la necesidad de una dirección de producción que englobara ambas actividades. Es en este momento cuando Arístides aparece en escena como máximo responsable de calidad de los aceites de oliva producidos en esta almazara.

Durante este periodo, a sus estudios técnicos en Producción Agropecuaria y Supervisión de Producción le ha ido sumando la formación continua técnica que programa periódicamente Oleoestepa y nuevos estudios de Técnico en Proceso y Calidad Alimentaria. “La información técnica es fundamental, pero también saber valorar el producto” apunta Arístides como razón principal para desarrollar cursos de cata, impartidos también por Oleoestepa.

En época de campaña se le hace más complicado compaginar el trabajo de responsable de producción con su formación tanto de Técnico en Proceso y Calidad Alimentaria como los cursos de formación para pertenecer al panel de catas de Oleoestepa, pero señala que “este esfuerzo extra me compensa ya que tiene una aplicación directa sobre mi labor diaria en la almazara”.

Su cometido en la cooperativa se centra en dirigir todas las operaciones propias de esta industria, así como gestión de la materia prima como el equipo humano. Antes de la campaña dirige las tareas de preparación para garantizar una total puesta a punto. “Durante la campaña priorizo mis esfuerzos en convertir la materia prima aportada por nuestros agricultores en el mejor aceite de oliva virgen extra posible”. En su opinión, máxima limpieza, mínimos tiempo (6-7 horas) y temperatura siempre por debajo de 27ºC, son los factores claves para lograr extraer un zumo con las mejores propiedades organolépticas posibles de las aceitunas recolectadas por los asociados.

Echando la vista atrás destaca lo que ha supuesto en la almazara el compromiso por la excelencia. “El cambio cultural y de hacer las cosas ha sido espectacular. Aunque hayamos contado con el apoyo del antiguo maestro, quiero transmitir mi orgullo y agradecimiento a todo el equipo técnico de la almazara; entre todos lo estamos haciendo posible”, concluye Arístides.

 


Pablo Gálvez Jurado

Maestro de almazara asociada La Purísima de Herrera SCA (Sevilla)

Aunque son 13 años los que lleva ejerciendo su labor como maestro, su vida está estrechamente ligada a esta cooperativa. De hecho, nos confiesa que nació en ella, en la vivienda del portero, su padre.

Previo a la labor como maestro inició su actividad en la almazara hace 27 años como ayudante en la recepción de aceitunas. Posteriormente pasó a trabajar en la molienda donde aprendió muchos secretos de la extracción del zumo de la aceituna.

Durante la campaña su función se basa en tener siempre a punto la maquinaria. “Un mantenimiento óptimo de las máquinas es fundamental para evitar problemas durante la molienda, el centrifugado y la decantación del aceite, que impidan lograr el mejor aceite de oliva virgen extra posible o peor aún, provoque defectos en el zumo.

“Controlar los niveles, la masa, el tiempo de molienda, el tiempo de batido es fundamental y para esto, toda la maquinaria debe estar en un estado óptimo” explica Pablo. Tras la campaña, llega el momento de la limpieza y el mantenimiento para una óptima conservación de la industria, “para que cuando comience la siguiente campaña este todo a punto y puedan obtener y garantizar un virgen extra de calidad”.

Para conseguir el puesto apunta que ha necesitado “horas y horas de aprendizaje, formación y dedicación”, resaltando el valor de la formación continua impartida por Oleoestepa en sus cursos técnicos para maestros.

En su opinión, el secreto para un aceite de oliva virgen extra reside en múltiples factores entre los que destaca una limpieza máxima del fruto y de la maquinaria, la aceituna en envero, el batido y la temperatura. “Aquí todos estos pasos se realizan en un tiempo estimado de dos horas. El tiempo es crucial también para la consecución de un zumo de máxima calidad”.

Pablo no puede evitar recordar a su padre cuando camina por esta cooperativa. Recuerda con mucha nostalgia los juegos de niño en el patio de la almazara, mientras su padre trabajaba en la portería. “Me queda la enorme satisfacción de saber que para mi padre hubiera sido un inmenso orgullo verme como maestro en la misma cooperativa a la que él le dedicó tanto tiempo”.

 


Juan Maldonado

Maestro de almazara asociada La Inmaculada Concepción de La Roda de Andalucía (Sevilla)

Sus cinco años que lleva ejerciendo como máximo responsable en el plano productivo de esta almazara, le han servido para constatar que trabajar en primera línea requiere una responsabilidad y una gran presión. El principal motivo es que “la diferencia entre un aceite u otro puede ser tan solo de décimas de frutado en la cata, fundamentales para que un aceite de oliva virgen extra se diferente a los demás”.

Antes de ejercer como maestro trabajó durante 27 años como adjunto al anterior responsable de almazara, con el que tuvo la suerte de trabajar codo con codo, comprobando campaña tras campaña que, para ejercer este oficio, se necesita un conocimiento íntegro de la fábrica y las máquinas que la integran. “Saber cuándo y cómo realizar los cambios es clave para contar con una almazara perfectamente sincronizada”. Para Juan, todo conocimiento es bienvenido, “pero ante todo te debe gustar mucho, porque hay que ponerle mucho cariño”.

Durante la campaña pone el foco de su labor en una clasificación idónea del fruto, “saber diferenciar las variedades y las distintas calidades dentro de ellas es clave para lograr la máxima calidad en el zumo de la aceituna”.

Fuera de campaña, además de gestionar la bodega, realiza labores de mantenimiento. Como le inculcó el antiguo maestro oleario, hay que tener un conocimiento íntegro de la maquinaria de la almazara, “porque, aunque la almazara cierra sus puertas al final de campaña, el trabajo continúa de puerta hacia dentro”.

En esa búsqueda por conocer todos los secretos del aceite de oliva virgen extra, compaginó su actividad como maestro con la de catador en el panel de cata de Oleoestepa durante tres años, lo que le sirvió a descubrir todos sus matices.

Estos años de experiencia le ha servido también para constatar que tras un aceite de oliva virgen extra de alta calidad siempre hay un compromiso cooperativo por la excelencia entre agricultores y las cooperativas, es decir, “los agricultores tienen que llevar las aceitunas lo antes posible a las cooperativas, tener un buen conocimiento sobre los frutos a la hora de clasificarlos y escogerlos, y conocer perfectamente la almazara para realizar los ajustes pertinentes”. Y añade que “si el fruto no es de alta calidad, no se puede obtener aceite de alta calidad. Pero según como lo manejes se puede estropear más o menos, por eso es tan importante el manejo y conocimiento de la almazara”.

Aún recuerda del antiguo maestro oleario, Manolo del Pozo, que siempre les recordaba la importancia de su cooperativa, ya que de ella dependían el sustento de muchas familias agricultoras. También, Ramón Segura Guillen, quién confió en el con tan solo 20 años y quién le enseño la importancia de saber por qué se hacen las cosas. Confiesa que “hacer aceite de alta calidad es relativamente sencillo cuando sabes el por qué”.

 


Carlos Javier Ruíz Rubio

Maestro de la almazara de la Cooperativa Virgen de La Oliva de Mollina (Málaga) 

Carlos Javier Ruíz Rubio es maestro de la almazara de la Cooperativa Virgen de La Oliva de Mollina, desde 1989 comenzó a trabajar en el molino de ayudante, pero por casualidades de la vida pronto tuvo que tomar las riendas de la almazara.

Aunque valora muy positivamente todo lo que pudo aprender de maestros anteriores, la pasión por este trabajo, le hizo interesarse por otras formas de hacer las cosas. “En estos 32 años la formación continua ha sido clave en todo este periodo, visitando otras almazaras, realizando cursos, leyendo estudios, asistiendo a jornadas técnicas…, en este oficio nunca se acaba de aprender”.

También destaca la gran importancia que ha tenido sus conocimientos en mecánica e industria, que le ha permitido solventar problemas que en ese momento no tenían una respuesta válida de la industria.

Mirando al futuro lamenta la pérdida de recursos humanos tanto en el olivar como en la almazara, viendo complicado un adecuado relevo generacional en estos momentos. No obstante, espera que el futuro sea mejor para el campo, debiendo pasar necesariamente por su completa profesionalización.

En su larga trayectoria ha visto una gran evolución a lo largo de estos años como es el acortamiento de las campañas.  “En los años noventa solía terminar a finales de marzo o principios de abril, sin embrago, ahora terminan a mediados de febrero como muy tarde”.

La incorporación reciente al proyecto cooperativo de Oleoestepa ha supuesto un plus de exigencia. Por ello se han de cuidar aún más los detalles, reduciendo las horas de molturación, manteniendo una limpieza máxima de las instalaciones, realizando una extracción en frío y por supuesto, contando con la colaboración del agricultor asociado en el cuidado del olivar y una recogida adecuada de la aceituna sana en el momento idóneo.

Echando la vista atrás recuerda el gran cambio cultural en el modo de determinar la calidad de los aceites tanto en la almazara como por el consumidor. Antes el desconocimiento hacía que el consumidor valorara más el aceite de capacho que los actuales aceites vírgenes extras. “Afortunadamente, el consumidor está más informado lo que supone una mayor valorización de los aceites de mayor calidad”.

 


Manuel Borrego

Maestro de la almazara  de la cooperativa San José  de Lora de Estepa.

Manuel se encuentra inmerso en su séptima campaña como Maestro de almazara en la Olivarera de San José de Lora de Estepa (Sevilla). Pero son muchos más años los ligados a esta cooperativa, aprendiendo de la mano de su maestro Francisco Espinosa.

En plena campaña resume su labor destacando la labor de seleccionar y organizar los frutos que se van a molturar. Una vez se hace la entrega por parte del socio agricultor, termina su labor consiste en supervisar la carga y descarga y la coordinación entre el equipo humano de la Olivarera.

El antiguo maestro le insistía en la importancia de saber de aceite, de reconocer la calidad del zumo de aceituna, de ahí que haya compaginado su labor con el de catador, formando parte del panel de cata de Oleoestepa. Tener la capacidad de saber reconocer la excepcionalidad en un aceite de oliva virgen extra es fundamental para no cometer errores en su trabajo.

Tuvo la suerte de vivir, un cambio radical en el proceso productivo. Con la llegada de las nuevas tecnologías y recuerda con alegría como les costó aprender a habituarse a las nuevas maquinarias, y como han seguido cambiando y avanzando.

En su opinión, para conseguir un buen aceite de oliva virgen extra es imprescindible una buena selección del producto y una molturación rápida, antes de las seis u ocho primeras horas, para que no le dé tiempo a la aceituna a estropearse. El tiempo oro, y en este caso, líquido.

 


 

Ricardo García

Maestro de la almazara de la cooperativa Sor Ángela de Cruz de Estepa.

Se encuentra en su quinta campaña como responsable máximo del equipo humano encargado de extraer el zumo de la aceituna.

Estudió Ingeniero Agrónomo en la Universidad de Sevilla y se especializó en Diseño de Plantas Agroindustriales. Su incorporación a esta cooperativa asociada tuvo lugar en el 2008 como técnico asesor a los agricultores asociados para la implantación de un conjunto de técnicas agronómicas sostenibles con el medioambiente, certificadas por Producción Integrada.

Aprovechó su contacto permanente y estrecho con el antiguo maestro, especialmente durante la campaña de recogida de la aceituna y producción de aceite, para formarse en las habilidades y tareas del maestro oleario de la almazara, tomando el relevo a partir del 2017.

Resume su tarea diaria en planificar y dirigir el proceso productivo. Es decir, organizar desde la recepción de la aceituna hasta la clasificación de los aceites en bodega.

Considera que la incorporación de tecnología en el proceso productivo es muy importante, pero la clave para lograr aceites de oliva virgen extra de alta calidad se encuentra en el fruto, la aceituna, “si el fruto es extraordinario en la almazara nos encargamos de no estropear esa calidad”.

En su labor diaria ha comprobado que hay zonas que dan aceites singulares, “la mayoría de olivares de la comarca dan un buen aceite de oliva virgen extra pero no todos son singulares”, poniendo el foco en las zonas de secano y con un riego deficitario.

En el componente industrial de su actividad afirma que todas las mejoras de instalaciones son bienvenidas ya que una vez incorporadas, es muy difícil que se estropee la calidad de un fruto en la extracción de su zumo. Aquí insiste de nuevo que “la tecnología, la automatización y la auto digitalización son fundamentales”.

De su aprendizaje del maestro anterior quiere destacar su insistencia en tener la capacidad de tomar decisiones antes de que la aceituna entre a la almazara. “Desde el principio he volcado mi trabajo en clasificar la aceituna y no aceites. Lotes de aceitunas muy buenas dan aceites muy buenos. De nuevo la tecnología es nuestro aliado, gracias a ella los agricultores comunican antes de llegar de que parcela van a llevar las aceitunas, lo que nos permite realizar una planificación óptima de la recepción de la aceituna”.

 

 

 

Desde su área de Responsabilidad Social Corporativa, Oleoestepa pone en marcha una campaña informativa para fomentar el conocimiento y concienciación sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible recogidos en la Agenda 2030 y adoptados por la Asamblea General de la ONU.

Además de poner fin a la pobreza en el mundo, los ODS incluyen, entre otros puntos, erradicar el hambre y lograr la seguridad alimentaria; garantizar una vida sana y una educación de calidad; lograr la igualdad de género; asegurar el acceso al agua y la energía; promover el crecimiento económico sostenido; adoptar medidas urgentes contra el cambio climático; promover la paz y facilitar el acceso a la justicia.

La Agenda plantea 17 Objetivos con 169 metas de carácter integrado e indivisible que abarcan las esferas económica, social y ambiental, que a continuación pasamos a detallar.

 

1 – FIN DE LA POBREZA

PONER FIN A LA POBREZA EN TODAS SUS FORMAS EN TODO EL MUNDO

Más de 700 millones de personas, o el 10 % de la población mundial, aún vive en situación de extrema pobreza a día de hoy, con dificultades para satisfacer las necesidades más básicas, como la salud, la educación y el acceso a agua y saneamiento, por nombrar algunas. La mayoría de las personas que viven con menos de 1,90 dólares al día viven en el África subsahariana. En todo el mundo, los índices de pobreza en las áreas rurales son del 17,2 %; más del triple de los mismos índices para las áreas urbanas.

Para los que trabajan, su puesto de trabajo no les garantiza una vida digna. De hecho, el 8 % de los trabajadores de todo el mundo, y sus familias, vivían en situación de extrema pobreza en 2018. Uno de cada cinco niños vive en situación de extrema pobreza. Garantizar la protección social de todos los niños y otros grupos vulnerables resulta crucial para reducir la pobreza.

Las empresas pueden tener un impacto positivo en muchos de los aspectos derivados de la pobreza como la seguridad alimentaria, la precariedad laboral, la falta de acceso a servicios básicos de calidad, la sanidad, la educación, el saneamiento, la escasez de recursos naturales, la falta de autonomía y la seguridad personal.

Para contribuir a dicho impacto positivo la cooperativa Oleoestepa tiene establecidas unas medidas de ámbito interno y externo.

Ámbito interno:

  • Elaborando una política de derechos humanos.
  • Analizando los riesgos e impactos en derechos humanos a lo largo de la cadena de suministro y en las cooperativas asociadas, particularmente en lo relativo al derecho al trabajo decente.
  • Desarrollando negocios inclusivos, que incorporen a personas con bajos ingresos y pequeñas y medianas empresas en la ca­dena de valor, fundamental en el territorio de Oleoestepa, lamentablemente de baja renta percápita.
  • Garantizando salarios adecuados a los trabajadores y procesos de contratación y promoción sin discriminación.
  • Garantizando condiciones de trabajo adecuadas (salarios y horarios).
  • Proporcionando formación continua a empleados y proveedores sobre derechos humanos mediante formación continua.
  • Poniendo en marcha un plan de igualdad evaluado anualmente en el que se le da a las mujeres la oportunidad de desarrollarse laboralmente de forma igualitaria.
  • Fomentando el empleo joven, para proporcionar a las nuevas generaciones oportunidades laborales.
  • Evaluando e introduciendo cláusulas contractuales con los proveedores en derechos humanos para garantizar condiciones laborales adecuadas.
  • Promoviendo acciones de mitigación y adaptación al cambio climático a lo largo de toda la cadena de valor para reducir riesgos y reforzar la capacidad de adaptación de las poblaciones más vulnerables.
  • Pagando precios justos a proveedores que permita el desarrollo industrial y comercial del territorio con una importante población vulnerable.
  • Apoyando pequeños agricultores y grupos rurales vul­nerables de la mano de nuestros más de 6500 olivareros asociados.
  • Colaborando en acciones de voluntariado o programas de acción social para ayudar a grupos en riesgos de pobreza.

Ámbito externo:

  • Impulsando la economía local a través de proyectos cooperativos como Oleoestepa.
  • Disminuyendo el impacto medioambiental que tiene sus actividades y operaciones, a través de la implantación de sistema de producción sostenibles certificados.
  • Estableciendo acuerdos de colaboración con ONG y administraciones públicas para proyectos específicos que favorezcan la reducción de la pobreza.

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/poverty/

 

2 – HAMBRE CERO

PONER FIN AL HAMBRE

Según el Programa Mundial de Alimentos, alrededor de 135 millones de personas padecen hambre severa, debido principalmente a los conflictos causados por los seres humanos, el cambio climático y las recesiones económicas. La pandemia de COVID-19 podría duplicar ahora esa cifra y sumar unos 130 millones de personas más que estarían en riesgo de padecer hambre severa a finales de 2020.

Con más de 250 millones de personas que podrían encontrarse al borde de la hambruna, es necesario actuar rápidamente para proporcionar alimentos y ayuda humanitaria a las regiones que corren más riesgos. Al mismo tiempo, es necesario llevar a cabo un cambio profundo en el sistema agroalimentario mundial si queremos alimentar a más de 820 millones de personas que padecen hambre y a los 2000 millones de personas más que vivirán en el mundo en 2050. El aumento de la productividad agrícola y la producción alimentaria sostenible son cruciales para ayudar a aliviar los riesgos del hambre.

Para contribuir a dicho impacto positivo la cooperativa Oleoestepa tiene establecidas unas medidas de ámbito interno y externo.

Ámbito interno:

  • Poniendo en marcha acciones para reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos a través de toda la cadena de valor, a través de donaciones a diferentes ONG´s de producto con fecha cercana al fin de su consumo preferente.
  • Estableciendo programas de alimentación para empleados, que incluyan alimentos sanos y nutritivos como es el aceite de oliva virgen extra.
  • Estableciendo medidas para reducir al máximo el desperdicio de alimentos durante su producción, envasado y transporte.
  • Diseñando productos sostenibles que favorezcan el consumo responsable y ayuden a evitar el desperdicio de alimentos, adaptados a las necesidades de los consumidores.
  • Invirtiendo en conservación, restauración o reforestación de especies vegetales autóctonas y ecosistemas como turberas, humedales, praderas, manglares y bosques que ayuden a frenar la desertización y guardan grandes cantidades de gases de efecto invernadero, a través de sistemas sostenibles y certificados de producción Integrada y Ecológico.
  • Formando a empleados y proveedores y proporcionándoles ayuda técnica para que empleen prácticas de producción sostenibles a través de la formación interna a empleados y la homologación de proveedores en el cumplimiento de los ODS.
  • Invirtiendo en tecnología e I+D+i que posibilite procesos más eficientes y sostenibles que garanticen a largo plazo cumplir con la demanda creciente y a corto plazo aumentar el acceso a alimentos a personas en situación de malnutrición.
  • Impulsando sistemas de producción sostenible en la producción agrícola a través de formación y capacitación tecnológica.
  • Transformando las prácticas agrarias sostenibles, protegiendo el medioambiente, garantizando una gestión más eficiente de los recursos naturales a través de certificaciones de producción sostenible, como Producción Integrada y Ecológica.
  • Estableciendo políticas y prácticas de comunicación transparente con los consumidores sobre la información nutricional de los productos, más allá de los requisitos legales.

Ámbito externo:

  • Desarrollando campañas de sensibilización para concienciar a la población de los problemas derivados del hambre y la importancia del consumo responsable.
  • Llevando a cabo donaciones a bancos de alimentos y ONG cuyo núcleo de negocio se base en la reducción del hambre.
  • Creando alianzas público-privadas con ONG y administraciones públicas para proyectos específicos que favorezcan la reducción del hambre y a las comunidades locales.

 

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/hunger/

 

3 – SALUD Y BIENESTAR

GARANTIZAR UNA VIDA SANA Y PROMOVER EL BIENESTAR PARA TODOS EN TODAS LAS EDADES

Garantizar una vida sana y promover el bienestar en todas las edades es esencial para el desarrollo sostenible.

Actualmente, el mundo se enfrenta a una crisis sanitaria mundial sin precedentes; la COVID-19 está propagando el sufrimiento humano, desestabilizando la economía mundial y cambiando drásticamente las vidas de miles de millones de personas en todo el mundo.

Antes de la pandemia, se consiguieron grandes avances en la mejora de la salud de millones de personas. En concreto, estos grandes avances se alcanzaron al aumentar la esperanza de vida y reducir algunas de las causas de muerte comunes asociadas con la mortalidad infantil y materna. Sin embargo, se necesitan más esfuerzos para erradicar por completo una gran variedad de enfermedades y abordar un gran número de problemas de salud, tanto constantes como emergentes. A través de una financiación más eficiente de los sistemas sanitarios, un mayor saneamiento e higiene, y un mayor acceso al personal médico, se podrán conseguir avances significativos a la hora de ayudar a salvar las vidas de millones de personas.

Las emergencias sanitarias, como la derivada de la COVID-19, suponen un riesgo mundial y han demostrado que la preparación es vital. El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo señaló las grandes diferencias relativas a las capacidades de los países para lidiar con la crisis de la COVID-19 y recuperarse de ella. La pandemia constituye un punto de inflexión en lo referente a la preparación para las emergencias sanitarias y la inversión en servicios públicos vitales del siglo XXI.

Las empresas pueden contribuir de diferentes maneras al ODS 3. Hay determinadas empresas cuyo núcleo de negocio está más directamente ligado a este objetivo, como pueden ser las del sector sanitario y farmacéutico. No obstante, todas las empresas, independientemente de su sector, pueden tomar medidas para contribuir a este ODS. Para contribuir a dicho impacto positivo la cooperativa Oleoestepa tiene establecidas unas medidas de ámbito interno y externo.

 

Ámbito interno:

  • Contando con una empresa de prevención de riesgos laborales que nos asesora en el ámbito de la seguridad y seguridad laboral, con la que cuidad la salud de los empleados y evitar accidentes. disminuir los accidentes y enfermedades laborales en toda la cadena de valor.
  • Contamos con las certificaciones IFS / BRCGS con los protocolos más exigentes en seguridad alimentaria evitando cualquier impacto en la salud de los consumidores. Asimismo, Oleoestepa cuenta con un laboratorio de análisis acreditado en 17025 que garantiza los resultados de los análisis de los aceites elaborados en las almazaras asociadas.
  • Proporcionando formación periódica sobre seguridad y salud a todos los trabajadores a través de un programa de formación continua.
  • Los sistemas de Producción Integrada y Ecológica implantados en la totalidad de las almazaras asociadas evitando el uso de productos químicos, contaminantes o sustancias nocivas, conservando el medio ambiente del entorno y obteniendo aceites de oliva virgen extra libres de residuos.
  • Promoviendo un estilo de vida saludable entre los empleados, con la implantación de desayunos saludables con la base del aceite de oliva virgen extra.
  • Estableciendo medidas especiales de salud y seguridad laboral para mujeres embarazadas, empleados con discapacidad, trabajadores de turno de noche, trabajadores jóvenes y otros grupos vulnerables, para contribuir a la seguridad de su salud.
  • Estableciendo medidas de seguridad alimentaria en la cadena de suministro, desde las almazaras asociadas certificadas con el ISO22000, hasta la planta de envasado con los certificados IFS/ BRCGS, garantizando así la seguridad alimentaria de los aceites en toda su cadena productiva.
  • En el sector agroalimentario, mejorando la composición de los alimentos con el fin de proporcionar al consumidor una alimentación variada, más equilibrada y saludable. Derivado de la alta calidad de los aceites de Oleoestepa, estos destacan por su alto contenido en vitamina E.

 

Ámbito externo:

  • Estableciendo medidas de seguridad e higiene adecuadas en los productos de la empresa, para no comprometer la salud de los clientes.
  • Reduciendo el impacto medioambiental en las operaciones de la empresa, a través de sistemas de producción sostenibles que garantiza una conservación óptima del medioambiente y un uso eficiente de los recursos naturales.
  • Potenciando hábitos saludables por parte de los consumidores a través de la difusión de campañas de sensibilización sobre hábitos de vida saludable e incorporando la máxima información nutricional en todos los envases, incluida la cantidad diaria recomendada.
  • Creando alianzas con asociaciones y ONG de atención sanitaria para el desarollo de proyectos que contribuyen a mejorar la salud y el bienestar de la sociedad.

Para más información sobre la ODS3 pincha aquí.

 

4 – EDUCACIÓN DE CALIDAD

GARANTIZAR UNA EDUCACIÓN INCLUSIVA, EQUITATIVA Y DE CALIDAD Y PROMOVER OPORTUNIDADES DE APRENDIZAJE DURANTE TODA LA VIDA PARA TODOS

La educación permite la movilidad socioeconómica ascendente y es clave para salir de la pobreza. Durante la última década, se consiguieron grandes avances a la hora de ampliar el acceso a la educación y las tasas de matriculación en las escuelas en todos los niveles, especialmente para las niñas. No obstante, alrededor de 260 millones de niños aún estaban fuera de la escuela en 2018; cerca de una quinta parte de la población mundial de ese grupo de edad. Además, más de la mitad de todos los niños y adolescentes de todo el mundo no están alcanzando los estándares mínimos de competencia en lectura y matemáticas.

En 2020, a medida que la pandemia de la COVID-19 se propagaba por todo el planeta, la mayor parte de los países anunciaron el cierre temporal de las escuelas, lo que afectó a más del 91 % de los estudiantes en todo el mundo. En abril de 2020, cerca de 1600 millones de niños y jóvenes estaban fuera de la escuela. Igualmente, cerca de 369 millones de niños que dependen de los comedores escolares tuvieron que buscar otras fuentes de nutrición diaria.

Nunca antes habían estado tantos niños fuera de la escuela al mismo tiempo, lo que altera su aprendizaje y cambia drásticamente sus vidas, especialmente las de los niños más vulnerables y marginados. La pandemia mundial tiene graves consecuencias que pueden poner en peligro los avances que tanto costaron conseguir a la hora de mejorar la educación a nivel mundial.

Las empresas también pueden contribuir de diferentes maneras al ODS 4. Hay determinadas empresas cuyo núcleo de negocio está más directamente ligado a este objetivo, como pueden ser las del sector educativo y formativo . No obstante, todas las empresas, independientemente de su sector, pueden tomar medidas para contribuir a este ODS. Para contribuir a dicho impacto positivo la cooperativa Oleoestepa tiene establecidas unas medidas de ámbito interno y externo.

Ámbito interno:

  • Ofreciendo oportunidades de formación y de aprendizaje continuo a los empleados y proveedores para mejorar sus competencias, a través de un Fondo de Formación con el que cuentan los empleados para su formación continua adaptada a sus necesidades y puestos de trabajo.
  • Creando una cultura empresarial bajo el prisma de la sostenibilidad, incluyendo en las políticas internas compromisos con los derechos humanos, el medioambiente, la transparencia o la igualdad de género, contando con un programa formativo en torno a estas cuestiones para empleados y proveedores.
  • Alentando y proporcionando tiempo a los empleados para que realicen actividades de voluntariado.
  • Formando y sensibilizando a empleados y proveedores y grupos de interés en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030, a través de sesiones formativas, reuniones y canales de comunicación de la compañía.
  • Contratando a estudiantes en prácticas y creando programas de formación dual con universidades y escuelas de negocio, para formar y reforzar los conocimientos técnicos de los jó­venes en diversas áreas de actividad de la empresa.
  • Contratando y formando a jóvenes o personas en situación de vulnerabilidad en el entorno de las cooperativas asociadas.

Ámbito externo:

  • Utilizando las innovaciones tecnológicas para mejorar el acceso y la calidad de la educación. Por ejemplo, formando a agricultores en prácticas sostenibles a través de los técnicos agrónomos de las almazaras asociadas.
  • Llevando a cabo campañas sobre la Agenda 2030 y sus metas concretas con el foco puesto en los clientes y la sociedad en general.
  • Formando a las nuevas generaciones a través de buenas prácticas , haciendo hincapié en las relacionadas con la sostenibilidad, la innovación y la ciencia, a través de ponencias y charlas en escuelas, institutos, universidades, escuelas de negocio, etc.
  • Apoyando y realizando eventos donde se difundan buenas prácticas, tecnología e innovaciones en materia de sostenibilidad, en colaboración con el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Estepa.
  • Creando alianzas con universidades y escuelas de negocio para realizar proyectos que promuevan una educación de calidad.

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/education/

 

5 – IGUALDAD DE GÉNERO

LOGRAR LA IGUALDAD ENTRE LOS GÉNEROS Y EMPODERAR A TODAS LAS MUJERES Y LAS NIÑAS

La igualdad de género no solo es un derecho humano fundamental, sino que es uno de los fundamentos esenciales para construir un mundo pacífico, próspero y sostenible.

Se han conseguido algunos avances durante las últimas décadas: más niñas están escolarizadas, y se obliga a menos niñas al matrimonio precoz; hay más mujeres con cargos en parlamentos y en posiciones de liderazgo, y las leyes se están reformando para fomentar la igualdad de género.

A pesar de estos logros, todavía existen muchas dificultades: las leyes y las normas sociales discriminatorias continúan siendo generalizadas, las mujeres siguen estando infrarrepresentadas a todos los niveles de liderazgo político, y 1 de cada 5 mujeres y niñas de entre 15 y 49 años afirma haber sufrido violencia sexual o física a manos de una pareja íntima en un período de 12 meses.

Las mujeres desempeñan un papel desproporcionado en la respuesta al virus, incluso como trabajadoras sanitarias en primera línea y como cuidadoras en el hogar. El trabajo de cuidados no remunerado de las mujeres ha aumentado de manera significativa como consecuencia del cierre de las escuelas y el aumento de las necesidades de los ancianos. Las mujeres también se ven más afectadas por los efectos económicos de la COVID-19, ya que trabajan, de manera desproporcionada, en mercados laborales inseguros. Cerca del 60 % de las mujeres trabaja en la economía informal, lo que las expone aún más a caer en la pobreza.

Las empresas también pueden contribuir de diferentes maneras al ODS 5. Para contribuir a dicho impacto positivo la cooperativa Oleoestepa tiene establecidas unas medidas de ámbito interno y externo.

Ámbito interno:

  • Creando un Plan de Igualdad con compromisos, medidas y objetivos concretos. Para más información pincha aquí.
  • Garantizando que todas las políticas de la empresa incluyan la dimensión de género y que la cultura empresarial fomente la igualdad y la integración. Accede a nuestra política de igualdad pinchando aquí.
  • Aumentando el número de mujeres en cada nivel dentro de la empresa, especialmente en puestos de responsabilidad en los consejos de administración.
  • Evaluando a los proveedores en temas de igualdad.
  • Elaborando un plan formativo en la empresa en materia de género, que incluye temáticas como la no discriminación y que llega a todos los departamentos y puestos de la empresa.
  • Estableciendo políticas salariales que aseguran una igual retribución por igual trabajo, independientemente del género del empleado.
  • Implementando en la empresa un sistema de contratación y protección del empleo que integra la dimensión de género.
  • Implementando planes de conciliación dirigidos por igual a mujeres y hombres y ofreciendo medidas como la adaptación horaria en la empresa, establecido en nuestra política de conciliación de vida familiar y laboral. Accede a más información pinchando aquí.
  • Instaurando una política de tolerancia cero hacia cualquier forma de violencia en el entorno laboral que contemple los abusos verbales y físicos.
  • Respetando la dignidad de las mujeres en todos los productos y servicios de la empresa, ya sean de marketing u otros.
  • Formando a proveedores en materia de igualdad de género y capacitando a las mujeres de la cadena de suministro para adquirir nuevas habilidades laborales.
  • Integrando una cultura de derechos humanos en la empresa, a través de la implantación de los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos de Naciones Unidas con especial hincapié en los derechos de la mujer.
  • Llevando a cabo programas de formación para mujeres en nuestro entorno con el objetivo de empoderarlas y mejorar sus habilidades laborales.
  • Asegurando que los productos que se comercializan no refuerzan los estereotipos de género.

 

Ámbito externo:

  • Utilizando los productos y servicios de la empresa para mejorar las condiciones de las mujeres.
  • Realizando acciones de comunicación y marketing que promuevan la igualdad de género.
  • Creando programas filantrópicos y becas para apoyar el compromiso empresarial con la integración, la igualdad y la defensa de la mujer.
  • Ofreciendo becas de formación para mujeres en con el objetivo de empoderarlas y mejorar sus habilidades de liderazgo.
  • Llevando a cabo donaciones a fundaciones y organizaciones cuyo objeto se base en asuntos de género o en la protección de mujeres.
  • Llevando a cabo alianzas con universidades, ONG y sector público, para realizar proyectos que contribuyan a la igualdad de género.

 

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/gender-equality/

 

6 – AGUA LIMPIA Y SANEAMIENTO

GARANTIZAR LA DISPONIBILIDAD DE AGUA Y SU GESTIÓN SOSTENIBLE Y EL SANEAMIENTO PARA TODOS

Si bien se ha conseguido progresar de manera sustancial a la hora de ampliar el acceso a agua potable y saneamiento, existen miles de millones de personas (principalmente en áreas rurales) que aún carecen de estos servicios básicos. En todo el mundo, una de cada tres personas no tiene acceso a agua potable salubre, dos de cada cinco personas no disponen de una instalación básica destinada a lavarse las manos con agua y jabón, y más de 673 millones de personas aún defecan al aire libre.

La pandemia de la COVID-19 ha puesto de manifiesto la importancia vital del saneamiento, la higiene y un acceso adecuado a agua limpia para prevenir y contener las enfermedades. La higiene de manos salva vidas. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el lavado de manos es una de las acciones más efectivas que se pueden llevar a cabo para reducir la propagación de patógenos y prevenir infecciones, incluido el virus de la COVID-19. Aun así, hay miles de millones de personas que carecen de acceso a agua salubre y saneamiento, y los fondos son insuficientes.

Las empresas también pueden contribuir de diferentes maneras al ODS 6. Para contribuir a dicho impacto positivo la cooperativa Oleoestepa tiene establecidas unas medidas de ámbito interno y externo.

Ámbito interno:

  • Realizando una gestión sostenible del agua en las operaciones y fábricas de la empresa, con una política estricta de consumo y reutilización del agua, como uno de los objetivos de nuestro Sistema de Gestión Medio Ambiental.
  • Implantando sistemas de gestión ambiental certificados, como el ISO 14001 de Medio Ambiente.
  • Asegurando que los trabajadores tengan acceso a agua potable y a espacios apropiados para la higiene personal en las instalaciones.
  • Concienciando y formando a empleados sobre la importancia de un uso eficiente y una gestión sostenible del agua.
  • Invirtiendo en tecnologías que mejoren a corto y largo plazo la gestión sostenible del agua.
  • Mejorando la calidad de los vertidos de aguas residuales y reduciendo el uso de materiales y productos químicos peligrosos en las operaciones de la empresa, para minimizar el impacto medioambiental. Para ello se realiza periódicamente un análisis de vertidos para asegurar el cumplimiento de la legislación establecida sobre emisión de vertidos.
  • Desarrollando tecnologías para ahorrar, recuperar y reutilizar agua.

Ámbito externo:

  • Integrando en la empresa los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos, para asegurar que sus operaciones no impactan sobre el derecho humano al agua, mediante analíticas periódicas.
  • Compartiendo buenas prácticas relacionadas con la gestión sostenible del agua en workshops.
  • Creando alianzas público-privadas con ONG, universidades, sector público y otras empresas para realizar proyectos que contribuyan a un mayor acceso al agua y saneamiento de la población.

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/water-and-sanitation/

 

 

7 – ENERGÍA ASEQUIBLE Y NO CONTAMINANTE

GARANTIZAR EL ACCESO A UNA ENERGÍA ASEQUIBLE, SEGURA, SOSTENIBLE Y MODERNA

El mundo está avanzando hacia la consecución del Objetivo 7 con indicios alentadores de que la energía se está volviendo más sostenible y ampliamente disponible. El acceso a la electricidad en los países más pobres ha comenzado a acelerarse, la eficiencia energética continúa mejorando y la energía renovable está logrando resultados excelentes en el sector eléctrico.

A pesar de ello, es necesario prestar una mayor atención a las mejoras para el acceso a combustibles de cocina limpios y seguros, y a tecnologías para 3000 millones de personas, para expandir el uso de la energía renovable más allá del sector eléctrico e incrementar la electrificación en el África subsahariana.

El informe de progreso en materia de energía proporciona un registro mundial del progreso relativo al acceso a la energía, la eficiencia energética y la energía renovable. Evalúa el progreso conseguido por cada país en estos tres pilares y ofrece una panorámica del camino que nos queda por recorrer para conseguir las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030.

Las empresas también pueden contribuir de diferentes maneras al ODS 7. Para contribuir a dicho impacto positivo la cooperativa Oleoestepa tiene establecidas unas medidas de ámbito interno y externo.

En el ámbito interno:

  • Formando a empleados y proveedores en materia de eficiencia energética y creando guías que establezcan pautas de ahorro y consumo en nuestras oficinas y en almazaras y planta envasadora.
  • Controlando el uso de energía en los desplazamientos de empleados, proveedores y en la distribución de productos y servicios de la empresa fomentando la movilidad sostenible.
  • Sustituyendo paulatinamente el uso de energía fósil por energía renovable en las actividades y operaciones de la empresa.
  • Estableciendo criterios de eficiencia energética y uso de energías renovables en los edificios e instalaciones de la empresa.
  • Estableciendo internamente medidas de ahorro y eficiencia energética.

En el ámbito externo:

  • Invirtiendo en I+D+i para encontrar y reforzar fuentes de energía renovable en almazaras, bodegas y planta envasadora.
  • Creando alianzas público-privadas con ONG, universidades, sector público y otras empresas para realizar proyectos que contribuyan al fomento de las energías renovables.

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/energy/

 

8 – TRABAJO DECENTE Y CRECIMIENTO ECONÓMICO

PROMOVER EL CRECIMIENTO ECONÓMICO INCLUSIVO Y SOSTENIBLE, EL EMPLEO Y EL TRABAJO DECENTE PARA TODOS

Un crecimiento económico inclusivo y sostenido puede impulsar el progreso, crear empleos decentes para todos y mejorar los estándares de vida.

La COVID-19 ha alterado miles de millones de vidas y ha puesto en peligro la economía mundial. El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé una recesión mundial tan mala o peor que la de 2009. A medida que se intensifica la pérdida de empleo, la Organización Internacional del Trabajo estima que cerca de la mitad de todos los trabajadores a nivel mundial se encuentra en riesgo de perder sus medios de subsistencia.

Incluso antes del brote de la COVID-19, era probable que uno de cada cinco países (en donde habitan miles de millones de personas que viven en situación de pobreza) vieran sus ingresos per cápita estancarse o reducirse en 2020. A día de hoy, las perturbaciones económicas y financieras derivadas de la COVID-19 (como las alteraciones en la producción industrial, la caída de los precios de los productos básicos, la volatilidad del mercado financiero y el aumento de la inseguridad) están desbaratando el ya de por sí tibio crecimiento económico y empeorando los riesgos acentuados de otros factores.

Las empresas también pueden contribuir de diferentes maneras al ODS 8. Para contribuir a dicho impacto positivo la cooperativa Oleoestepa tiene establecidas unas medidas de ámbito interno y externo.

En el ámbito interno:

  • Garantizando condiciones laborales dignas a todos los empleados de Oleoestepa, tanto a nivel nacional como internacional, y asegurando la no discriminación en la contratación, remuneración, beneficios, capacitación y promoción.
  • Creando una cultura de derechos humanos en la empresa, a través de la implantación de los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos de Naciones Unidas, para fomentar el derecho a un trabajo digno para todos sus trabajadores y los de su cadena de valor.
  • Estableciendo políticas de homologación en la selección de proveedores donde priman las condiciones económicas justas poniendo el foco en el tejido económico más cercano.
  • Llevando a cabo medidas de diversidad en la empresa, proporcionando a las mujeres, jóvenes y grupos desfavorables la oportunidad de desarrollarse laboralmente de forma igualitaria. En el caso de Oleoestepa la midad de los trabajadores son mujeres, responsables de diversos departamentos.
  • Fomentando el empleo joven en la empresa a través de contrataciones y programas de prácticas, con una media media de contratación de tres personas en prácticas.
  • Garantizando contratos indefinidos y oportunidades de promoción y desarrollo profesional a los empleados.
  • Garantizando la libertad sindical y la negociación colectiva y promoviendo la adhesión de los trabajadores a sindicatos de trabajadores.
  • Contando con sistemas de prevención de riesgos que vela por la salud de los empleados en nuestras instalaciones, incluyendo reconocimientos médicos a nuestros trabajadores de forma anual.
  • Impulsando la economía y cultura local, apoyando a pequeñas empresas locales y formando y contratando a personas del entorno cercano.
  • Llevando a cabo una utilización eficiente de los recursos naturales en las actividades de la empresa, para disminuir el impacto medioambiental, potenciando un crecimiento económico sostenible.
  • Potenciado en nuestras cooperativas mediante la producción integrada y la producción ecológica y fomentada en nuestra industria con la certificación ISO14001 de medio ambiente.

En el ámbito externo:

  • Creando herramientas que apoyen la creación de trabajo decente, la innovación y el emprendimiento, por ejemplo, a través de plataformas online para compartir conocimiento y buenas prácticas entre las almazaras asociadas.
  • Ofreciendo becas a jóvenes y grupos vulnerables, con el objetivo de proporcionarles las habilidades, herramientas y conocimientos necesarios para encontrar empleo.
  • Contando buenas prácticas en talleres y ponencias relacionadas con la generación de crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible y empleo decente.
  • Creando alianzas público-privadas con ONG, universidades, sector público y otras empresas para realizar proyectos que contribuyan a un crecimiento económico sostenible.

 

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/economic-growth/

 

9 – INDUSTRIA, INNOVACIÓN E INFRAESTRUCTURA

CONSTRUIR INFRAESTRUCTURAS RESILIENTES, PROMOVER LA INDUSTRIALIZACIÓN SOSTENIBLE Y FOMENTAR LA INNOVACIÓN

La industrialización inclusiva y sostenible, junto con la innovación y la infraestructura, pueden dar rienda suelta a las fuerzas económicas dinámicas y competitivas que generan el empleo y los ingresos. Estas desempeñan un papel clave a la hora de introducir y promover nuevas tecnologías, facilitar el comercio internacional y permitir el uso eficiente de los recursos.

Sin embargo, todavía queda un largo camino que recorrer para que el mundo pueda aprovechar al máximo este potencial. En especial, los países menos desarrollados necesitan acelerar el desarrollo de sus sectores manufactureros si desean conseguir la meta de 2030 y aumentar la inversión en investigación e innovación científicas.

La innovación y el progreso tecnológico son claves para descubrir soluciones duraderas para los desafíos económicos y medioambientales, como el aumento de la eficiencia energética y de recursos. A nivel mundial, la inversión en investigación y desarrollo (I+D), como porcentaje del PIB, aumentó de un 1,5 % en el 2000 a un 1,7 % en el 2015, y continuó casi en el mismo nivel en el 2017. Sin embargo, en las regiones en desarrollo fue inferior al 1 %.

En términos de infraestructura de comunicaciones, más de la mitad de la población mundial está ahora conectada y casi toda la población global vive en un área con cobertura de red móvil. Se estima que, en 2019, el 96,5 % de la población tenía cobertura de red, como mínimo, 2G.

Las empresas también pueden contribuir de diferentes maneras al ODS 9. Para contribuir a dicho impacto positivo la cooperativa Oleoestepa tiene establecidas unas medidas de ámbito interno y externo.

En el ámbito interno:

  • Introduciendo la innovación como parte de la cultura empresarial, renovando y ampliación las líneas de envasado, bodega y almacén, con criterios de sostenibilidad.
  • Contando con instalaciones y fábricas sostenibles, resilientes y de calidad en la empresa, asegurando el bienestar de todos los empleados y proveedores de la empresa.
  • Dando acceso a tecnología de la información y la comunicación (TIC) a todos los empleados de la empresa y fomentarla a través de la cadena de suministro, para asegurar una comunicación fluida en toda la cadena de valor.
  • Fomentando las relaciones comerciales con las pequeñas y medianas empresas a través de la cadena de valor, promoviendo entre ellas la capacidad tecnológica y la gestión de la innovación para fomentar el crecimiento industrial sostenible.
  • Desarrollando tecnologías eficientes y sostenibles para mejorar la gestión de los recursos naturales en las actividades de la empresa y para disminuir el impacto medioambiental. En esta línea hemos implantado un sistema de calentamiento de agua por placas solares para la limpieza de nuestras instalaciones.
  • En el caso de las empresas de construcción, creando infraestructuras sostenibles, reduciendo el impacto medioambiental y utilizando materiales sostenibles.
  • Implantación de tecnologías agrarias eficientes y sostenibles para mejorar la gestión de los recursos naturales y disminuir el impacto medioambiental, impulsando la agricultura digital y formando a los trabajadores en nuevas técnicas sostenibles en la producción agrícola sostenibles.
  • Invirtiendo en I+D+i para fomentar el desarrollo tecnológico y la innovación en las actividades de la empresa.
  • Expandiendo el negocio de la empresa a países en desarrollo bajo el prisma de la sostenibilidad a nivel económico, social y ambiental, fomentando la industrialización sostenible a través de la superación de certificaciones ligadas a la Responsabilidad Social Corporativa, como la AENOR IQNET SR10.

En el ámbito externo:

  • Utilizando las actividades de la empresa para fomentar las infraestructuras sostenibles, la capacidad tecnología y la innovación.
  • Desarrollando nuevos productos más sostenibles que atiende a las necesidades y demandas del consumidor actual.
  • Construyendo alianzas entre empresas del sector para potenciar la innovación sostenible a través de toda la cadena de valor.
  • Desarrollando proyectos conjuntamente con gobiernos y comunidades locales y comarcales para crear infraestructuras sostenibles, que impacten en la sociedad de una manera positiva tanto en lo social como en lo ambiental.

 

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/infrastructure/

 

10 – REDUCCIÓN DE LAS DESIGUALDADES

REDUCIR LA DESIGUALDAD EN Y ENTRE LOS PAÍSES

Reducir las desigualdades y garantizar que nadie se queda atrás forma parte integral de la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La desigualdad dentro de los países y entre estos es un continuo motivo de preocupación. A pesar de la existencia de algunos indicios positivos hacia la reducción de la desigualdad en algunas dimensiones, como la reducción de la desigualdad de ingresos en algunos países y el estatus comercial preferente que beneficia a los países de bajos ingresos, la desigualdad aún continúa.

La COVID-19 ha intensificado las desigualdades existentes y ha afectado más que nadie a los pobres y las comunidades más vulnerables. Ha sacado a la luz las desigualdades económicas y las frágiles redes de seguridad social que hacen que las comunidades vulnerables tengan que sufrir las consecuencias de la crisis.  Al mismo tiempo, las desigualdades sociales, políticas y económicas han amplificado los efectos de la pandemia.

Las desigualdades también están aumentando para las poblaciones vulnerables en países con sistemas sanitarios más deficientes y en países que se enfrentan a crisis humanitarias existentes. Los refugiados y los migrantes, así como los pueblos indígenas, los ancianos, las personas con discapacidad y los niños se encuentran especialmente en riesgo de ser excluidos. Además, el discurso de odio dirigido a los grupos vulnerables está en aumento.

Las empresas también pueden contribuir de diferentes maneras al ODS 10. Para contribuir a dicho impacto positivo la cooperativa Oleoestepa tiene establecidas unas medidas de ámbito interno y externo.

En el ámbito interno:

  • Creando una cultura de derechos humanos en la empresa, a través de la implantación de los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos de Naciones Unidas.
  • Proporcionando condiciones laborales y sueldos dignos a los empleados y a través de la cadena de suministro.
  • Implementando políticas y procedimientos recogidas en el Sistema de Gestión Integrado que concretan las calificaciones, habilidades y experiencia necesarias para la contratación, colocación, capacitación y avance del personal en todos los niveles.
  • Estableciendo procesos internos de transparencia integrados en las Normas de Régimen Interno para evitar prácticas de corrupción y de evasión fiscal, que impactan directamente sobre la desigualdad, contando así mismo con auditorías de las cuentas anuales.
  • Desarrollando las capacidades y formando a los trabajadores para que puedan desarrollarse y ascender profesionalmente, contando con un programa de Formación Continua y Primas por Objetivos.
  • Estableciendo un Plan de Igualdad en la empresa con el objetivo de proporcionar igualdad de oportunidades laborales a todos los trabajadores, independientemente de cualquier característica individual, fomentando asimismo estas prácticas en la cadena de suministro.
  • Proporcionando contratos en prácticas a jóvenes, promoviendo la movilidad social y la diversidad en la empresa.
  • Ajustando el entorno físico para garantizar la salud y la seguridad de los empleados, clientes y otros visitantes.
  • Facilitando funciones e instrucciones a través de un profesional responsable interno de Seguridad laboral, encargado de dar instrucciones y proporcionar la información necesaria para garantizar la máxima seguridad en el trabajo.
  • Impulsando la economía local y su tejido industrial en una comarca marcada por unas peores condiciones socioeconómicas respecto a la media europea, configurándose como un importante motor de desarrollo.

En el ámbito externo:

  • Realizando proyectos de cooperación al desarrollo y acción social con el foco en zonas o personas vulnerables, a nivel nacional e internacional.
  • Creando alianzas público-privadas con ONG, universidades, sector público y otras empresas para realizar proyectos que contribuyan a la reducción de las desigualdades.

 

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/inequality/

 

11 – CIUDADES Y COMUNIDADES SOSTENIBLES

LOGRAR QUE LAS CIUDADES SEAN MÁS INCLUSIVAS, SEGURAS, RESILIENTES Y SOSTENIBLES

El mundo está cada vez más urbanizado. Desde 2007, más de la mitad de la población mundial ha estado viviendo en ciudades, y se espera que dicha cantidad aumente hasta el 60 % para 2030.

Las ciudades y las áreas metropolitanas son centros neurálgicos del crecimiento económico, ya que contribuyen al 60 % aproximadamente del PIB mundial. Sin embargo, también representan alrededor del 70 % de las emisiones de carbono mundiales y más del 60 % del uso de recursos.

La rápida urbanización está dando como resultado un número creciente de habitantes en barrios pobres, infraestructuras y servicios inadecuados y sobrecargados (como la recogida de residuos y los sistemas de agua y saneamiento, carreteras y transporte), lo cual está empeorando la contaminación del aire y el crecimiento urbano incontrolado.

El organismo de las Naciones Unidas para los alimentos, la FAO, advirtió de que el hambre y las muertes podrían aumentar de manera significativa en las zonas urbanas que no cuentan con medidas para garantizar que los residentes pobres y vulnerables tengan acceso a alimentos.

Las empresas también pueden contribuir de diferentes maneras al ODS 11. Aunque Oleoestepa se ubique en un entorno rural, también contribuye a este objetivo a través del establecimiento de unas medidas de ámbito interno y externo.

A nivel interno:

  • Integrando y respetando a las ciudades y asentamientos humanos donde opera Oleoestepa: recurriendo a mano de obra y proveedores locales, preservando la cultura local e invirtiendo parte de las ganancias en impulsar el desarrollo del entorno rural y urbano cercano. De hecho, la razón de ser de esta cooperativa es valorizar la actividad agrícola de más de 6650 familias olivareras que residen en el entorno, permitiendo su sostenibilidad y desarrollo vital.
  • Promoviendo horarios flexibles de entrada y salida y fomentando el teletrabajo en aquellos puestos cuyas operaciones lo permitan, con el objeto de reducir la contaminación en las ciudades y comunidades. rurales.
  • Proporcionando condiciones laborales y sueldos dignos a los empleados y proveedores, como mínimo en base a lo establecido en nuestro convenio de cooperativa agraria, para asegurar que estas personas puedan acceder a una vivienda y servicios básicos adecuados, seguros y asequibles.
  • Reduciendo la contaminación en las instalaciones y fábricas de la empresa a través de la eficiencia energética y las energías renovables, como es el uso de placas solares para reducir el gasto energético.
  • Estableciendo acuerdos con los proveedores logísticos para el desarrollo de rutas compartidas en el envío de producto envasado junto a otros productores.
  • Utilizando materiales sostenibles con bajo impacto ambiental en el desarrollo de nuestros productos, como es el caso del packaging, siendo la primera empresa oleícola que envasa el aceite de oliva virgen extra en una botella de plástico 100% reciclada.
  • Aplicando principios de economía circular que permitan reducir y valorar residuos, disminuyendo la cantidad destinada a vertederos. Es el caso del modelo de economía circular establecido en nuestro olivar, que permite aprovechar sus subproductos (ramas, hojas y alperujo) como compost orgánico.
  • Llevando a cabo una gestión adecuada de las aguas residuales y residuos en la empresa, concienciando a los empleados entorno a estas cuestiones y poniendo en marcha los procesos necesarios.

A nivel externo:

  • Creando una cultura de derechos humanos en la empresa, a través de la implantación de un código ético, un plan de igualdad y conciliación familiar con los que garantizar el fomento de la Igualdad de Oportunidades entre todos los empleados.
  • Impulsando el respeto a la cultura y valores locales con el fin de proteger los espacios naturales en la comarca de Oleoestepa.
  • Apoyando eventos y workshops para fomentar un desarrollo económico sostenible y una gestión razonada de los recursos naturales en el entorno donde opera Oleoestepa.
  • Creando campañas de marketing de sensibilización pública para favorecer el logro de comunidades sostenibles.

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/cities/

 

12 – PRODUCCIÓN Y CONSUMO RESPONSABLES

GARANTIZAR MODALIDADES DE CONSUMO Y PRODUCCIÓN SOSTENIBLES

El consumo y la producción mundiales (fuerzas impulsoras de la economía mundial) dependen del uso del medio ambiente natural y de los recursos de una manera que continúa teniendo efectos destructivos sobre el planeta.

El progreso económico y social conseguido durante el último siglo ha estado acompañado de una degradación medioambiental que está poniendo en peligro los mismos sistemas de los que depende nuestro desarrollo futuro.

El consumo y la producción sostenibles consisten en hacer más y mejor con menos. También se trata de desvincular el crecimiento económico de la degradación medioambiental, aumentar la eficiencia de recursos y promover estilos de vida sostenibles.

El consumo y la producción sostenibles también pueden contribuir de manera sustancial a la mitigación de la pobreza y a la transición hacia economías verdes y con bajas emisiones de carbono.

Las empresas también pueden contribuir de diferentes maneras al ODS 12. Aunque Oleoestepa se ubique en un entorno rural, también contribuye a este objetivo a través del establecimiento de unas medidas de ámbito interno y externo.

En el ámbito interno:

  • Incorporando el ODS 12 en la visión empresarial, en las políticas y estrategias, y desarrollando objetivos e indicadores de sostenibilidad en todos los productos y servicios.
  • Integrando criterios de economía circular mediante políticas de prevención, reducción, reutilización, reciclaje y valoración de residuos, adaptando prácticas sostenibles y reflejándolas en los informes de sostenibilidad.
  • Impulsando la eficiencia energética en toda la cadena de valor, incluidas la extracción, la fabricación, el embalaje y la logística, potenciando el uso de energías renovables.
  • Implantando medidas para optimizar el uso del agua y fomentando la reutilización hídrica en la extracción de materiales y transformación de productos.
  • Minimizando la contaminación atmosférica, hídrica, del suelo y acústica y los residuos en los procesos de producción y distribución de productos y servicios.
  • Diseñando los productos y servicios para que hagan un uso eficiente de la energía y los recursos naturales en todas las etapas a través de la cadena de valor.
  • Utilizando materiales biodegradables, reciclables o reutilizables en la producción de productos y materiales auxiliares, como es el caso de la botella de plástico 100% reciclada y el cartón reciclado para las cajas logísticas.
  • Invirtiendo en ecoinnovación para el desarrollo de prácticas y tecnología más sostenible.
  • Potenciando prácticas agronómicas con impacto positivo sobre la biodiversidad y los ecosistemas.
  • Fomentando el negocio con proveedores de la comarca bajo criterios de sostenibilidad, reduciendo el impacto sobre el medioambiente del transporte de productos y servicios e impulsando una económica local sostenible.
  • Formando a empleados, proveedores y cadena de valor en su conjunto en prácticas y pautas de producción y consumo sostenible.
  • Potenciando el ecoetiquetado en los productos de la empresa y proporcionando información transparente y fiable a los consumidores y otros grupos de interés.
  • Optimizando los envases de los productos de la empresa, utilizando materiales biodegradables y disminuyendo los desechos y la contaminación que generan, como es el caso del lanzamiento del primer aceite de oliva virgen extra en botella de plástico 100% reciclado.
  • Estableciendo objetivo de reducción de residuos aspirando a conseguir residuo cero.
  • Implantando sistemas de gestión ambiental y de ecodiseño certificados, como la norma ISO 14001 de gestión medioambiental.
  • Realizando un informe de progreso o memoria de sostenibilidad, para informar a sus grupos de interés de las contribuciones e implicaciones de la empresa en materia de sostenibilidad y fomentando estas prácticas en su cadena de suministro.

En el ámbito externo:

  • Utilizando las actividades de la empresa para fomentar la producción y el consumo sostenible. Por ejemplo, una empresa del sector alimentario, redistribuyendo sus excedentes o una empresa del sector turístico, promoviendo la mano de obra, la cultura y los productos locales.
  • Participando en seminarios y jornadas para difundir buenas prácticas en cuestiones relacionadas con la economía circular, los ecoproductos, los ecoservicios, el ecodiseño y el turismo sostenible.
  • Colaborando entre todas las empresas del sector para potenciar prácticas y pautas de producción y consumo sostenible.
  • Participando en eventos relacionados con el reporting en materia de sostenibilidad, para fomentar la transparencia y la comunicación de nuestra empresa con sus grupos de interés.
  • Creando herramientas que permitan una mejor gestión y control de la cadena de suministro, especialmente en relación a las pautas de fabricación de nuestros productos.
  • Llevando a cabo campañas de publicidad, marketing o sensibilización para fomentar las pautas de consumo responsable y sostenible entre la población.
  • Apoyando iniciativas y comprometiéndonos públicamente a impulsar la transición hacia una economía circular, suscribiéndonos, por ejemplo, al Pacto por una Economía Circular.

 

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/sustainable-consumption-production/

 

13 – ACCIÓN POR EL CLIMA

ADOPTAR MEDIDAS URGENTES PARA COMBATIR EL CAMBIO CLIMÁTICO Y SUS EFECTOS

El 2019 fue el segundo año más caluroso de todos los tiempos y marcó el final de la década más calurosa (2010-2019) que se haya registrado jamás.

El cambio climático está afectando a todos los países de todos los continentes. Está alterando las economías nacionales y afectando a distintas vidas. Los sistemas meteorológicos están cambiando, los niveles del mar están subiendo y los fenómenos meteorológicos son cada vez más extremos.

Es necesario tomar medidas urgentes para abordar tanto la pandemia como la emergencia climática con el fin de salvar vidas y medios de subsistencia.

El Acuerdo de París, aprobado en 2015, aspira a reforzar la respuesta mundial a la amenaza del cambio climático manteniendo el aumento global de la temperatura durante este siglo muy por debajo de 2 grados Celsius con respecto a los niveles preindustriales. El acuerdo también aspira a reforzar la capacidad de los países para lidiar con los efectos del cambio climático mediante flujos financieros apropiados, un nuevo marco tecnológico y un marco de desarrollo de la capacidad mejorado.

Las empresas también pueden contribuir de diferentes maneras al ODS 13. Como proyecto cooperativo ligado a la agricultura y concienciado en esta gran problema de todos, Oleoestepa contribuye a este objetivo a través del establecimiento de unas medidas de ámbito interno y externo.

En el ámbito interno:

  • Incorporando el cambio climático en nuestra cultura empresarial e integrándolo como pilar clave en nuestra estrategia empresarial.
  • Midiendo la huella de carbono en todas las actividades para establecer objetivos públicos de reducción de emisiones a corto y largo plazo.
  • Formando a empleados en la lucha contra el cambio climático, para capacitarlos en sus puestos y concienciarlos entorno al fenómeno.
  • Implantando sistemas de gestión ambiental certificados como la ISO 14001 de medio ambiente
  • Introduciendo criterios de economía circular en las actividades de la empresa, utilizando los recursos naturales y materias primas de manera eficiente, empleando materiales reciclados, fomentando la reutilización, y reduciendo y valorizando los residuos.

En el ámbito externo:

  • Utilizando los productos para encontrar soluciones al cambio climático, por ejemplo, una empresa del sector energético, utilizando fuentes de energía renovable en detrimento de las fósiles o una empresa del sector de transportes, invirtiendo y utilizando vehículos limpios y no contaminantes.
  • Divulgando las actuaciones y resultados de la empresa en materia de cambio climático, a través de nuestra memoria anual.
  • Promoviendo enfoques sectoriales en torno al cambio climático, para identificar soluciones y prácticas específicas para cada tipo de industria.
  • Difundiendo buenas prácticas en seminarios y jornadas en materia de lucha contra el cambio climático desde la empresa.
  • Creando alianzas público-privadas con ONG, universidades, sector público y otras empresas para realizar proyectos que contribuyan a la lucha contra el cambio climático.

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/climate-change-2/

 

14 – VIDA SUBMARINA

CONSERVAR Y UTILIZAR SOSTENIBLEMENTE LOS OCÉANOS, LOS MARES Y LOS RECURSOS MARINOS

El océano impulsa los sistemas mundiales que hacen de la Tierra un lugar habitable para el ser humano. Nuestra lluvia, el agua potable, el tiempo, el clima, los litorales, gran parte de nuestra comida e incluso el oxígeno del aire que respiramos los proporciona y regula el mar.

Una gestión cuidadosa de este recurso mundial esencial es una característica clave de un futuro sostenible. No obstante, en la actualidad, existe un deterioro continuo de las aguas costeras debido a la contaminación y a la acidificación de los océanos que está teniendo un efecto adverso sobre el funcionamiento de los ecosistemas y la biodiversidad.

Proteger nuestros océanos debe seguir siendo una prioridad. La biodiversidad marina es vital para la salud de las personas y de nuestro planeta. Las áreas marinas protegidas se deben gestionar de manera efectiva, al igual que sus recursos, y se deben poner en marcha reglamentos que reduzcan la sobrepesca, la contaminación marina y la acidificación de los océanos.

Las empresas también pueden contribuir de diferentes maneras al ODS 14. Aunque Oleoestepa se ubique en un entorno rural alejado de la costa, también contribuye a este objetivo a través del establecimiento de unas medidas de ámbito interno y externo.

En el ámbito interno:

  • Implementando políticas y prácticas empresariales que eviten la contaminación y sobreexplotación de los recursos naturales.
  • Implementando y certificando sistemas de gestión ambiental como el ISO 14001, que sirve para prevenir y minimizar el impacto de nuestra actividad sobre los ecosistemas y la biodiversidad.
  •  Reduciendo el uso de sustancias tóxicas, y materiales no biodegradables en el ciclo de los productos, y evitando que éstas alcancen los ecosistemas marinos y costeros. Sirva de ejemplo nuestro compromiso por la economía circular fomentando el reciclaje de plásticos tan dañinos para el mundo marino.
  • Disminuyendo gradualmente el uso de combustibles fósiles en las operaciones, y sustituyendo su uso por el de fuentes de energía renovable. En nuestro caso hemos apostado por la energía solar como alternativa energética.

En el ámbito externo:

  • Adoptando criterios de economía circular para la reducción y reutilización de plásticos o envases que puedan impactar sobre los ecosistemas marinos y extendiendo estos criterios a la cadena de suministro.
  • Reduciendo el uso de sustancias tóxicas, y materiales no biodegradables en el ciclo de nuestros productos, evitando que alcancen los ecosistemas marinos y costeros.
  • Invirtiendo en tecnologías más sostenibles y eficientes, y menos intensivas en la emisión de carbono introduciéndolas en nuestras actividades e instalaciones.
  • Concienciando a empleados y cadena de suministro de la importancia de la lucha contra el cambio climático y de la protección de los ecosistemas terrestres, marinos y costeros.

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/oceans/

 

15 – VIDA DE ECOSISTEMAS TERRESTRES

GESTIONAR SOSTENIBLEMENTE LOS BOSQUES, LUCHAR CONTRA LA DESERTIFICACIÓN, DETENER E INVERTIR LA DEGRADACIÓN DE LAS TIERRAS, DETENER LA PÉRDIDA DE BIODIVERSIDAD

En 2016, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) alertó de que un aumento mundial de las epidemias zoonóticas era motivo de preocupación. En concreto, señaló que el 75 % de todas las enfermedades infecciosas nuevas en humanos son zoonóticas y que dichas enfermedades están estrechamente relacionadas con la salud de los ecosistemas.

En Trabajar con el medio ambiente para proteger a las personas, el PNUMA detalla cómo «reconstruir mejor», mediante una base científica más sólida, políticas que contribuyan a un planeta más sano y más inversiones verdes.

La respuesta del PNUMA se ocupa de cuatro áreas:

  1. Ayudar a las naciones a gestionar los desechos médicos de la COVID-19.
  2. Producir un cambio transformativo para la naturaleza y las personas.
  3. Trabajar para garantizar que los paquetes de recuperación económica creen resiliencia para crisis futuras.
  4. Modernizar la gobernanza ambiental a nivel mundial.

Para prevenir, detener y revertir la degradación de los ecosistemas de todo el mundo, las Naciones Unidas han declarado la Década para la Restauración de los Ecosistemas (2021-2030). Esta respuesta coordinada a nivel mundial ante la pérdida y degradación de los hábitats se centrará en desarrollar la voluntad y la capacidad políticas para restaurar la relación de los seres humanos con la naturaleza. Asimismo, se trata de una respuesta directa al aviso de la ciencia, tal y como se expresa en el Informe especial sobre cambio climático y tierra del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, a las decisiones adoptadas por todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas en las convenciones de Río sobre cambio climático y biodiversidad y a la Convención de las Naciones Unidas para la Lucha contra la Desertificación.

Se sigue trabajando en un nuevo y ambicioso Marco mundial de diversidad biológica posterior a 2020. Mientras el mundo responde a la actual pandemia y se recupera de ella, necesitará un plan sólido destinado a la protección de la naturaleza, de manera que la naturaleza pueda proteger a la humanidad.

Las empresas también pueden contribuir de diferentes maneras al ODS 15. Como proyecto cooperativo ligado a la agricultura y concienciado en este gran problema de todos, Oleoestepa contribuye a este objetivo a través del establecimiento de unas medidas de ámbito interno y externo.

AMBITO INTERNO

  • Implementando una política medioambiental encaminada a garantizar la gestión sostenible de los recursos naturales en la actividad agraria y envasadora, y a través de nuestra cadena de suministro.
  • Evitando la compra de materiales que representen un riesgo para las especies animales o vegetales en peligro de extinción.
  • Adquiriendo productos forestales gestionados sosteniblemente o con un contenido de material reciclado 100%, con su certificado FSC.
  • Desarrollando productos y embalajes biodegradables como nuestra botella R-PET 100%, el primer aceite de oliva virgen extra en botella de plástico 100% reciclado, gracias a una gestión adecuada y proporcionando información sobre su uso a los consumidores.
  • No impactando sobre terrenos que estén dentro o sean adyacentes a áreas protegidas o de alta biodiversidad, favoreciendo su desarrollo medioambiental gracias a las técnicas agronómicas de producción integrada y ecológica.
  • Formando a empleados y cadena de suministro en prácticas responsables con los ecosistemas terrestres y en materia de biodiversidad, a través del programa de formación continua.
  • Implantando para nuestras cajas sistemas de certificación forestal como FSC que nos permiten la implantación de sistemas de trazabilidad y de cadena de custodia y garantizan el origen sostenible del producto forestal y a su vez el control de todos los pasos del proceso de producción, transporte y distribución.
  • Implementando sistemas de gestión ambiental como la certificación ISO 14001 que previenen y minimizan el impacto de las actividades de la empresa sobre los ecosistemas terrestres y la biodiversidad.
  • Aprovechando la tecnología para reducir la emisión de papel en los procesos de compra a través de tickets y facturas en formato digital y ofrecer información medioambiental a los clientes a través de los canales de e-commerce.

 

AMBITO EXTERNO

  • Respetando la legislación medioambiental en los que operamos.
  • Fomentando la investigación, la innovación y el desarrollo de nuevas tecnologías y procesos que contribuyen a combatir la deforestación, la desertificación y fomenten la preservación de los hábitats terrestres.

 

Informando de las actuaciones de la empresa en materia de biodiversidad y de las acciones de investigación, conservación, educación y sensibilización, a través de un informe específico o de la memoria de sostenibilidad.

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/biodiversity/

 

16 – PAZ, JUSTICIA E INSTITUCIONES SÓLIDAS

PROMOVER SOCIEDADES JUSTAS, PACÍFICAS E INCLUSIVAS

Los conflictos, la inseguridad, las instituciones débiles y el acceso limitado a la justicia continúan suponiendo una grave amenaza para el desarrollo sostenible.

El número de personas que huyen de las guerras, las persecuciones y los conflictos superó los 70 millones en 2018, la cifra más alta registrada por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en casi 70 años.

Por otro lado, los nacimientos de alrededor de uno de cada cuatro niños en todo el mundo con menos de 5 años nunca se registran de manera oficial, lo que les priva de una prueba de identidad legal, que es crucial para la protección de sus derechos y para el acceso a la justicia y a los servicios sociales.

Las empresas también pueden contribuir de diferentes maneras al ODS 16. Como proyecto cooperativo con un marcado componente social y con vocación de internacionalización, Oleoestepa contribuye a este objetivo a través del establecimiento de unas medidas de ámbito interno y externo.

AMBITO INTERNO

  • Cumpliendo con la legislación nacional y con la legislación internacional en derechos humanos, tanto en nuestras operaciones directas, como a través de la cadena de suministro. Este cumplimiento está avalado por nuestras certificaciones IFS/BRC/SR10.
  • Desarrollando un código ético de conducta con programas de evaluación y control con el que prevenimos todas las formas de corrupción, contando con un buzón para recibir reclamaciones.
  • Fomentando el respeto a los derechos humanos entre el personal y nuestra cadena de suministro.
  • Creando un sistema de reclamaciones a nivel operacional, que permita a nuestros grupos de interés comunicarnos los potenciales impactos sobre los derechos humanos de Oleoestepa.
  • Regulando en nuestro código ético la política de regalos, quedando prohibidos por los empleados , particularmente por administraciones públicas.
  • Garantizando la trazabilidad en la cadena de suministro para garantizar que todos nuestros productos han sido producidos por trabajadores cuyos derechos han sido respetados, contando con el aval de nuestras certificaciones IFS/BRC.
  • Manteniendo una relación transparente y acorde al derecho internacional con los gobiernos de los países en los que opere la empresa, para prevenir la corrupción y el soborno.
  • Integrando los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos a nivel interno.

ÁMBITO EXTERNO

  • Elaborando un código de conducta, dentro de la Política del sistema de gestión integrado, contra el acoso, abuso, intimidación o violencia en la empresa y poniendo acciones en marcha para su cumplimiento.
  • Contando con una política de compromiso con los derechos humanos, integrado en la Política de Sistema de Gestión Integrado, para respetar los derechos humanos de empleados, proveedores, comunidades locales, clientes y otros grupos de interés.
  • Formando a todos los empleados y proveedores en derechos humanos y en la lucha contra la corrupción y estableciendo mecanismos que permitan a todos los grupos de interés comunicar a la dirección posibles incumplimientos en estos ámbitos.
  • Implantando políticas y mecanismos dentro del código de conducta para evitar evasiones fiscales en la empresa.
  • Asegurando que cualquier tipo de propiedad (intelectual, financiera o material) ha sido adquirida legalmente , contando con el aval de la certificación RS-10.
  • Contando con mecanismos que permiten la participación en la toma de decisiones de todos los trabajadores, asociados y comunidades locales próximas a las operaciones.

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/peace-justice/

 

17 – ALIANZAS PARA LOGRAR LOS OBJETIVOS

REVITALIZAR LA ALIANZA MUNDIAL PARA EL DESARROLLO SOSTENIBLE

Los ODS solo se pueden conseguir con asociaciones mundiales sólidas y cooperación.

Para que un programa de desarrollo se cumpla satisfactoriamente, es necesario establecer asociaciones inclusivas (a nivel mundial, regional, nacional y local) sobre principios y valores, así como sobre una visión y unos objetivos compartidos que se centren primero en las personas y el planeta.

Muchos países requieren asistencia oficial para el desarrollo con el fin de fomentar el crecimiento y el comercio. Aun así, los niveles de ayuda están disminuyendo y los países donantes no han respetado su compromiso de aumentar la financiación para el desarrollo.

Debido a la pandemia de la COVID-19, se espera que la economía mundial se contraiga fuertemente, en un 3 %, en 2020, lo que constituiría su peor recesión desde la Gran Depresión. Ahora más que nunca es necesaria una sólida cooperación internacional con el fin de garantizar que los países que poseen los medios para recuperarse de la pandemia reconstruyan mejor y consigan los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Las empresas también pueden contribuir de diferentes maneras al ODS 17. Como proyecto cooperativo con un marcado componente social, Oleoestepa contribuye a este objetivo a través del establecimiento de unas medidas de ámbito interno y externo.

AMBITO INTERNO

  • Alineando nuestra estrategia de Responsabilidad Social con los Objetivos de Desarrollo Sostenible e integrando los ODS en la cultura de Oleoestepa.
  • Estableciendo una estrategia para desarrollar alianzas con otros actores.
  • Incluyendo los ODS en nuestra memoria anual detallando los progresos y contribuciones al desarrollo sostenible.
  • Concienciando y formando a todos los empleados y áreas de la empresa en los ODS.
  • Expandiendo el mensaje de los ODS fuera de la organización, a través de los canales propios de comunicacióin y perfiles en las redes sociales.
  • Alineando las actividades de acción social que desarrolla Oleoestepa con la Agenda 2030.

 

AMBITO EXTERNO

  • Identificando los Objetivos relacionados con el núcleo de nuestra actividad cooperativa, para trabajarlos prioritariamente.
  • Midiendo el progreso en la contribución a los ODS por Oleoestepa, incluyendo también la dimensión de alianzas.
  • Fijando compromisos cuantificables y con límites en el tiempo alineados con los ODS.
  • Fomentando la participación entre los empleados en la consecución de los ODS, a través de actividades de colaboración conjunta.

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/globalpartnerships/

­

 

Subir