Primer aceite de oliva virgen extra en plástico reciclado 100%

Desde sus inicios la cooperativa Oleoestepa nació comprometida con la excelencia, la sostenibilidad y la innovación. Su contenido, el aceite de oliva virgen extra, es fruto de técnicas agronómicas y productivas respetuosas con el medioambiente, certificadas con el sello de Producción Integrada.
Con la nueva botella de aceite de oliva virgen extra 1 litro R-PET 100% damos un paso más allá. En línea con nuestra Responsabilidad Social Corporativa y la apuesta estratégica por la innovación presentamos el primer aceite de oliva virgen extra en un envase de plástico 100% reciclado.
Nueva botella de aceite de oliva virgen extra Oleoestepa de plástico reciclado de otras botellas de plástico.
Pioneros en sostenibilidad. Por dentro y por fuera.

Sostenibles por dentro y por fuera

Fuimos pioneros en la implantación de un sistema de técnicas agrarias y productivas respetuosas con el medio ambiente para obtener un aceite de máxima calidad, con todas las garantías de seguridad alimentaria y sin renunciar a la capacidad productiva de la explotación. Este uso racional de los recursos naturales, especialmente el agua, evita la erosión del suelo, garantizando una agricultura sostenible y un planeta más habitable. Desde el punto de vista de los consumidores, son alimentos con una excelente garantía de seguridad alimentaria, calidad y sostenibilidad medioambiental.

Este compromiso medioambiental en su interior se amplía ahora también a su exterior, a su envase. La nueva botella de Oleoestepa 1 litro R-PET 100% procede de botellas usadas. Lo ha hecho con su formato de 1 litro destinado al gran consumo, con el objetivo de responder a las demandas de un consumidor cada vez más sensibilizado medioambientalmente.

Oleoestepa está trabajando para ir aumentando cada vez más el uso de plástico reciclado en su gama de gran consumo, por lo que la nueva botella estará acompañada pronto por otros formatos como el 3 y 5 litros, así como la monodosis de 20 ml.

Esta innovación en el sector del aceite de oliva se enmarca en el compromiso de la cooperativa Oleoestepa de que todas sus botellas sean de materiales reciclados, apostando por dar una segunda vida a los plásticos usados en el marco de una economía circular a largo plazo.

El problema de los residuos plásticos: por qué necesitamos actuar

Si bien el plástico ha aportado numerosos beneficios en la sociedad moderna por su amplia gama de aplicaciones útiles, también se ha convertido en un dolor de cabeza por sus efectos nocivos en el medio ambiente en general. Por lo tanto, reciclar y reutilizar productos plásticos no solo debería ser, a estas alturas, una obligación, sino una responsabilidad de todos.

En este sentido, en enero de 2018, la Comisión Europea planteaba una estrategia europea para el plástico en una economía circular. Si bien reconoce que el plástico es un material importante, omnipresente en nuestra vida cotidiana con numerosas funciones, admite que con frecuencia se produce, usa y desecha en enormes cantidades, y esto no beneficia al medio ambiente.

De ahí la necesidad de abandonar el tradicional modelo económico lineal del “usar y tirar” sustituyéndolo por un enfoque más «circular» a este material para evitar el desperdicio de millones de toneladas de plásticos usados.

En 2018, Oleoestepa estableció un objetivo ambicioso para ayudar a resolver el problema de los residuos de envases de plástico. La cooperativa se comprometió a hacer que todos sus envases sean totalmente reciclables y apoyar el movimiento social a favor del reciclado del plástico.

Esta innovación cumple con los objetivos establecidos en la variable sostenibilidad de nuestra Responsabilidad Social Corporativa, siendo la primera empresa del sector oleícola en contar con una certificación AENOR IQNetSR-10 de su gestión.

Una nueva vida para los plásticos

Visto que los envases de PET bien gestionados pueden volver a ser un recurso, es más necesario que nunca la creación de un mercado secundario de pet reciclado (R-PET) capaz de satisfacer en cantidad y calidad la demanda del sector alimentario. Por ello Oleoestepa pone en paralelo una campaña de sensibilización para darle a los plásticos una nueva vida.

Para la elaboración de una botella nueva de aceite de oliva virgen extra Oleoestepa 1 litro R-PET precisa el reciclado de 3 botellas de plástico. De ahí la necesidad de apoyar la economía circular y la cultura del reciclaje en el ámbito doméstico. Una labor de todos que, día a día, permite al cuidado del medio ambiente a través de proyectos sostenibles como la nueva botella R-PET de Oleoestepa.

Esta labor diaria de reciclaje en nuestros hogares es una pieza básica en la nueva economía circular, que aboga por la optimización de los materiales y residuos, alargando su vida útil. De este modo se huye del actual sistema lineal de ‘usar y tirar’ y se apuesta por otro respetuoso con el medio ambiente y basado en la prevención, la reutilización, reparación y reciclaje. Este modelo permite extender la vida útil de los productos y dotarlos de una segunda vida.

Reciclaje y economía circular: su papel en los ODS

En la hoja de ruta para el desarrollo sostenible aprobada por la comunidad internacional, Agenda 2030, se establece la necesidad de cambiar el actual modelo de producción y consumo hacia una economía circular, lo que implica hacer más con menos recursos, con menos gasto energético y con menos residuos.

Entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) el número 12 busca garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles, y más concretamente, reducir considerablemente la generación de desechos mediante actividades de prevención, reducción, reciclado y reutilización de aquí al año 2030.

Para conseguir el desarrollo sostenible e inclusivo por el que aboga la Agenda 2030, el reciclaje se configura como una gran palanca para impulsar estilos de producción, consumo y de vida sostenibles. Empresas y cooperativas como Oleoestepa son ejemplos de aplicación de innovaciones relevantes especialmente relacionadas con la economía circular.

Pero el reciclaje es también una oportunidad para el establecimiento de alianzas con otras entidades, tanto con organizaciones especializadas en residuos como con investigadores, comunidades locales u organizaciones medioambientalistas, imprescindibles para dar sentido al ciclo de vida de los productos. En esta línea la cooperativa Oleoestepa tiene en marcha varios proyectos para propiciar la cultura del reciclaje y la economía circular. Te invitamos que sigas nuestros perfiles en redes sociales y te suscribas a nuestro newsletter para estar al tanto de los avances en estos proyectos.

Subir