Campaña informativa y de concienciación sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Desde su área de Responsabilidad Social Corporativa, Oleoestepa pone en marcha una campaña informativa para fomentar el conocimiento y concienciación sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible recogidos en la Agenda 2030 y adoptados por la Asamblea General de la ONU.

Además de poner fin a la pobreza en el mundo, los ODS incluyen, entre otros puntos, erradicar el hambre y lograr la seguridad alimentaria; garantizar una vida sana y una educación de calidad; lograr la igualdad de género; asegurar el acceso al agua y la energía; promover el crecimiento económico sostenido; adoptar medidas urgentes contra el cambio climático; promover la paz y facilitar el acceso a la justicia.

La Agenda plantea 17 Objetivos con 169 metas de carácter integrado e indivisible que abarcan las esferas económica, social y ambiental, que a continuación pasamos a detallar.

 

1 – FIN DE LA POBREZA

PONER FIN A LA POBREZA EN TODAS SUS FORMAS EN TODO EL MUNDO

Más de 700 millones de personas, o el 10 % de la población mundial, aún vive en situación de extrema pobreza a día de hoy, con dificultades para satisfacer las necesidades más básicas, como la salud, la educación y el acceso a agua y saneamiento, por nombrar algunas. La mayoría de las personas que viven con menos de 1,90 dólares al día viven en el África subsahariana. En todo el mundo, los índices de pobreza en las áreas rurales son del 17,2 %; más del triple de los mismos índices para las áreas urbanas.

Para los que trabajan, su puesto de trabajo no les garantiza una vida digna. De hecho, el 8 % de los trabajadores de todo el mundo, y sus familias, vivían en situación de extrema pobreza en 2018. Uno de cada cinco niños vive en situación de extrema pobreza. Garantizar la protección social de todos los niños y otros grupos vulnerables resulta crucial para reducir la pobreza.

Las empresas pueden tener un impacto positivo en muchos de los aspectos derivados de la pobreza como la seguridad alimentaria, la precariedad laboral, la falta de acceso a servicios básicos de calidad, la sanidad, la educación, el saneamiento, la escasez de recursos naturales, la falta de autonomía y la seguridad personal.

Para contribuir a dicho impacto positivo la cooperativa Oleoestepa tiene establecidas unas medidas de ámbito interno y externo.

Ámbito interno:

  • Elaborando una política de derechos humanos.
  • Analizando los riesgos e impactos en derechos humanos a lo largo de la cadena de suministro y en las cooperativas asociadas, particularmente en lo relativo al derecho al trabajo decente.
  • Desarrollando negocios inclusivos, que incorporen a personas con bajos ingresos y pequeñas y medianas empresas en la ca­dena de valor, fundamental en el territorio de Oleoestepa, lamentablemente de baja renta percápita.
  • Garantizando salarios adecuados a los trabajadores y procesos de contratación y promoción sin discriminación.
  • Garantizando condiciones de trabajo adecuadas (salarios y horarios).
  • Proporcionando formación continua a empleados y proveedores sobre derechos humanos mediante formación continua.
  • Poniendo en marcha un plan de igualdad evaluado anualmente en el que se le da a las mujeres la oportunidad de desarrollarse laboralmente de forma igualitaria.
  • Fomentando el empleo joven, para proporcionar a las nuevas generaciones oportunidades laborales.
  • Evaluando e introduciendo cláusulas contractuales con los proveedores en derechos humanos para garantizar condiciones laborales adecuadas.
  • Promoviendo acciones de mitigación y adaptación al cambio climático a lo largo de toda la cadena de valor para reducir riesgos y reforzar la capacidad de adaptación de las poblaciones más vulnerables.
  • Pagando precios justos a proveedores que permita el desarrollo industrial y comercial del territorio con una importante población vulnerable.
  • Apoyando pequeños agricultores y grupos rurales vul­nerables de la mano de nuestros más de 6500 olivareros asociados.
  • Colaborando en acciones de voluntariado o programas de acción social para ayudar a grupos en riesgos de pobreza.

Ámbito externo:

  • Impulsando la economía local a través de proyectos cooperativos como Oleoestepa.
  • Disminuyendo el impacto medioambiental que tiene sus actividades y operaciones, a través de la implantación de sistema de producción sostenibles certificados.
  • Estableciendo acuerdos de colaboración con ONG y administraciones públicas para proyectos específicos que favorezcan la reducción de la pobreza.

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/poverty/

 

2 – HAMBRE CERO

PONER FIN AL HAMBRE

Según el Programa Mundial de Alimentos, alrededor de 135 millones de personas padecen hambre severa, debido principalmente a los conflictos causados por los seres humanos, el cambio climático y las recesiones económicas. La pandemia de COVID-19 podría duplicar ahora esa cifra y sumar unos 130 millones de personas más que estarían en riesgo de padecer hambre severa a finales de 2020.

Con más de 250 millones de personas que podrían encontrarse al borde de la hambruna, es necesario actuar rápidamente para proporcionar alimentos y ayuda humanitaria a las regiones que corren más riesgos. Al mismo tiempo, es necesario llevar a cabo un cambio profundo en el sistema agroalimentario mundial si queremos alimentar a más de 820 millones de personas que padecen hambre y a los 2000 millones de personas más que vivirán en el mundo en 2050. El aumento de la productividad agrícola y la producción alimentaria sostenible son cruciales para ayudar a aliviar los riesgos del hambre.

Para contribuir a dicho impacto positivo la cooperativa Oleoestepa tiene establecidas unas medidas de ámbito interno y externo.

Ámbito interno:

  • Poniendo en marcha acciones para reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos a través de toda la cadena de valor, a través de donaciones a diferentes ONG´s de producto con fecha cercana al fin de su consumo preferente.
  • Estableciendo programas de alimentación para empleados, que incluyan alimentos sanos y nutritivos como es el aceite de oliva virgen extra.
  • Estableciendo medidas para reducir al máximo el desperdicio de alimentos durante su producción, envasado y transporte.
  • Diseñando productos sostenibles que favorezcan el consumo responsable y ayuden a evitar el desperdicio de alimentos, adaptados a las necesidades de los consumidores.
  • Invirtiendo en conservación, restauración o reforestación de especies vegetales autóctonas y ecosistemas como turberas, humedales, praderas, manglares y bosques que ayuden a frenar la desertización y guardan grandes cantidades de gases de efecto invernadero, a través de sistemas sostenibles y certificados de producción Integrada y Ecológico.
  • Formando a empleados y proveedores y proporcionándoles ayuda técnica para que empleen prácticas de producción sostenibles a través de la formación interna a empleados y la homologación de proveedores en el cumplimiento de los ODS.
  • Invirtiendo en tecnología e I+D+i que posibilite procesos más eficientes y sostenibles que garanticen a largo plazo cumplir con la demanda creciente y a corto plazo aumentar el acceso a alimentos a personas en situación de malnutrición.
  • Impulsando sistemas de producción sostenible en la producción agrícola a través de formación y capacitación tecnológica.
  • Transformando las prácticas agrarias sostenibles, protegiendo el medioambiente, garantizando una gestión más eficiente de los recursos naturales a través de certificaciones de producción sostenible, como Producción Integrada y Ecológica.
  • Estableciendo políticas y prácticas de comunicación transparente con los consumidores sobre la información nutricional de los productos, más allá de los requisitos legales.

Ámbito externo:

  • Desarrollando campañas de sensibilización para concienciar a la población de los problemas derivados del hambre y la importancia del consumo responsable.
  • Llevando a cabo donaciones a bancos de alimentos y ONG cuyo núcleo de negocio se base en la reducción del hambre.
  • Creando alianzas público-privadas con ONG y administraciones públicas para proyectos específicos que favorezcan la reducción del hambre y a las comunidades locales.

 

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/hunger/

 

3 – SALUD Y BIENESTAR

GARANTIZAR UNA VIDA SANA Y PROMOVER EL BIENESTAR PARA TODOS EN TODAS LAS EDADES

Garantizar una vida sana y promover el bienestar en todas las edades es esencial para el desarrollo sostenible.

Actualmente, el mundo se enfrenta a una crisis sanitaria mundial sin precedentes; la COVID-19 está propagando el sufrimiento humano, desestabilizando la economía mundial y cambiando drásticamente las vidas de miles de millones de personas en todo el mundo.

Antes de la pandemia, se consiguieron grandes avances en la mejora de la salud de millones de personas. En concreto, estos grandes avances se alcanzaron al aumentar la esperanza de vida y reducir algunas de las causas de muerte comunes asociadas con la mortalidad infantil y materna. Sin embargo, se necesitan más esfuerzos para erradicar por completo una gran variedad de enfermedades y abordar un gran número de problemas de salud, tanto constantes como emergentes. A través de una financiación más eficiente de los sistemas sanitarios, un mayor saneamiento e higiene, y un mayor acceso al personal médico, se podrán conseguir avances significativos a la hora de ayudar a salvar las vidas de millones de personas.

Las emergencias sanitarias, como la derivada de la COVID-19, suponen un riesgo mundial y han demostrado que la preparación es vital. El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo señaló las grandes diferencias relativas a las capacidades de los países para lidiar con la crisis de la COVID-19 y recuperarse de ella. La pandemia constituye un punto de inflexión en lo referente a la preparación para las emergencias sanitarias y la inversión en servicios públicos vitales del siglo XXI.

Las empresas pueden contribuir de diferentes maneras al ODS 3. Hay determinadas empresas cuyo núcleo de negocio está más directamente ligado a este objetivo, como pueden ser las del sector sanitario y farmacéutico. No obstante, todas las empresas, independientemente de su sector, pueden tomar medidas para contribuir a este ODS.

 

Ámbito interno:

  • Contando con una empresa de prevención de riesgos laborales que nos asesora en el ámbito de la seguridad y seguridad laboral, con la que cuidad la salud de los empleados y evitar accidentes. disminuir los accidentes y enfermedades laborales en toda la cadena de valor.
  • Contamos con las certificaciones IFS / BRCGS con los protocolos más exigentes en seguridad alimentaria evitando cualquier impacto en la salud de los consumidores. Asimismo, Oleoestepa cuenta con un laboratorio de análisis acreditado en 17025 que garantiza los resultados de los análisis de los aceites elaborados en las almazaras asociadas.
  • Proporcionando formación periódica sobre seguridad y salud a todos los trabajadores a través de un programa de formación continua.
  • Los sistemas de Producción Integrada y Ecológica implantados en la totalidad de las almazaras asociadas evitando el uso de productos químicos, contaminantes o sustancias nocivas, conservando el medio ambiente del entorno y obteniendo aceites de oliva virgen extra libres de residuos.
  • Promoviendo un estilo de vida saludable entre los empleados, con la implantación de desayunos saludables con la base del aceite de oliva virgen extra.
  • Estableciendo medidas especiales de salud y seguridad laboral para mujeres embarazadas, empleados con discapacidad, trabajadores de turno de noche, trabajadores jóvenes y otros grupos vulnerables, para contribuir a la seguridad de su salud.
  • Estableciendo medidas de seguridad alimentaria en la cadena de suministro, desde las almazaras asociadas certificadas con el ISO22000, hasta la planta de envasado con los certificados IFS/ BRCGS, garantizando así la seguridad alimentaria de los aceites en toda su cadena productiva.
  • En el sector agroalimentario, mejorando la composición de los alimentos con el fin de proporcionar al consumidor una alimentación variada, más equilibrada y saludable. Derivado de la alta calidad de los aceites de Oleoestepa, estos destacan por su alto contenido en vitamina E.

 

Ámbito externo:

  • Estableciendo medidas de seguridad e higiene adecuadas en los productos de la empresa, para no comprometer la salud de los clientes.
  • Reduciendo el impacto medioambiental en las operaciones de la empresa, a través de sistemas de producción sostenibles que garantiza una conservación óptima del medioambiente y un uso eficiente de los recursos naturales.
  • Potenciando hábitos saludables por parte de los consumidores a través de la difusión de campañas de sensibilización sobre hábitos de vida saludable e incorporando la máxima información nutricional en todos los envases, incluida la cantidad diaria recomendada.
  • Creando alianzas con asociaciones y ONG de atención sanitaria para el desarollo de proyectos que contribuyen a mejorar la salud y el bienestar de la sociedad.

Para más información sobre la ODS3 pincha aquí.

 

4 – EDUCACIÓN DE CALIDAD

GARANTIZAR UNA EDUCACIÓN INCLUSIVA, EQUITATIVA Y DE CALIDAD Y PROMOVER OPORTUNIDADES DE APRENDIZAJE DURANTE TODA LA VIDA PARA TODOS

La educación permite la movilidad socioeconómica ascendente y es clave para salir de la pobreza. Durante la última década, se consiguieron grandes avances a la hora de ampliar el acceso a la educación y las tasas de matriculación en las escuelas en todos los niveles, especialmente para las niñas. No obstante, alrededor de 260 millones de niños aún estaban fuera de la escuela en 2018; cerca de una quinta parte de la población mundial de ese grupo de edad. Además, más de la mitad de todos los niños y adolescentes de todo el mundo no están alcanzando los estándares mínimos de competencia en lectura y matemáticas.

En 2020, a medida que la pandemia de la COVID-19 se propagaba por todo el planeta, la mayor parte de los países anunciaron el cierre temporal de las escuelas, lo que afectó a más del 91 % de los estudiantes en todo el mundo. En abril de 2020, cerca de 1600 millones de niños y jóvenes estaban fuera de la escuela. Igualmente, cerca de 369 millones de niños que dependen de los comedores escolares tuvieron que buscar otras fuentes de nutrición diaria.

Nunca antes habían estado tantos niños fuera de la escuela al mismo tiempo, lo que altera su aprendizaje y cambia drásticamente sus vidas, especialmente las de los niños más vulnerables y marginados. La pandemia mundial tiene graves consecuencias que pueden poner en peligro los avances que tanto costaron conseguir a la hora de mejorar la educación a nivel mundial.

Las empresas también pueden contribuir de diferentes maneras al ODS 4. Hay determinadas empresas cuyo núcleo de negocio está más directamente ligado a este objetivo, como pueden ser las del sector educativo y formativo . No obstante, todas las empresas, independientemente de su sector, pueden tomar medidas para contribuir a este ODS.

Ámbito interno:

  • Ofreciendo oportunidades de formación y de aprendizaje continuo a los empleados y proveedores para mejorar sus competencias, a través de un Fondo de Formación con el que cuentan los empleados para su formación continua adaptada a sus necesidades y puestos de trabajo.
  • Creando una cultura empresarial bajo el prisma de la sostenibilidad, incluyendo en las políticas internas compromisos con los derechos humanos, el medioambiente, la transparencia o la igualdad de género, contando con un programa formativo en torno a estas cuestiones para empleados y proveedores.
  • Alentando y proporcionando tiempo a los empleados para que realicen actividades de voluntariado.
  • Formando y sensibilizando a empleados y proveedores y grupos de interés en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030, a través de sesiones formativas, reuniones y canales de comunicación de la compañía.
  • Contratando a estudiantes en prácticas y creando programas de formación dual con universidades y escuelas de negocio, para formar y reforzar los conocimientos técnicos de los jó­venes en diversas áreas de actividad de la empresa.
  • Contratando y formando a jóvenes o personas en situación de vulnerabilidad en el entorno de las cooperativas asociadas.

Ámbito externo:

  • Utilizando las innovaciones tecnológicas para mejorar el acceso y la calidad de la educación. Por ejemplo, formando a agricultores en prácticas sostenibles a través de los técnicos agrónomos de las almazaras asociadas.
  • Llevando a cabo campañas sobre la Agenda 2030 y sus metas concretas con el foco puesto en los clientes y la sociedad en general.
  • Formando a las nuevas generaciones a través de buenas prácticas , haciendo hincapié en las relacionadas con la sostenibilidad, la innovación y la ciencia, a través de ponencias y charlas en escuelas, institutos, universidades, escuelas de negocio, etc.
  • Apoyando y realizando eventos donde se difundan buenas prácticas, tecnología e innovaciones en materia de sostenibilidad, en colaboración con el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Estepa.
  • Creando alianzas con universidades y escuelas de negocio para realizar proyectos que promuevan una educación de calidad.

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/education/

 

5 – IGUALDAD DE GÉNERO

LOGRAR LA IGUALDAD ENTRE LOS GÉNEROS Y EMPODERAR A TODAS LAS MUJERES Y LAS NIÑAS

La igualdad de género no solo es un derecho humano fundamental, sino que es uno de los fundamentos esenciales para construir un mundo pacífico, próspero y sostenible.

Se han conseguido algunos avances durante las últimas décadas: más niñas están escolarizadas, y se obliga a menos niñas al matrimonio precoz; hay más mujeres con cargos en parlamentos y en posiciones de liderazgo, y las leyes se están reformando para fomentar la igualdad de género.

A pesar de estos logros, todavía existen muchas dificultades: las leyes y las normas sociales discriminatorias continúan siendo generalizadas, las mujeres siguen estando infrarrepresentadas a todos los niveles de liderazgo político, y 1 de cada 5 mujeres y niñas de entre 15 y 49 años afirma haber sufrido violencia sexual o física a manos de una pareja íntima en un período de 12 meses.

Las mujeres desempeñan un papel desproporcionado en la respuesta al virus, incluso como trabajadoras sanitarias en primera línea y como cuidadoras en el hogar. El trabajo de cuidados no remunerado de las mujeres ha aumentado de manera significativa como consecuencia del cierre de las escuelas y el aumento de las necesidades de los ancianos. Las mujeres también se ven más afectadas por los efectos económicos de la COVID-19, ya que trabajan, de manera desproporcionada, en mercados laborales inseguros. Cerca del 60 % de las mujeres trabaja en la economía informal, lo que las expone aún más a caer en la pobreza.

Ámbito interno:

  • Creando un Plan de Igualdad con compromisos, medidas y objetivos concretos. Para más información pincha aquí.
  • Garantizando que todas las políticas de la empresa incluyan la dimensión de género y que la cultura empresarial fomente la igualdad y la integración. Accede a nuestra política de igualdad pinchando aquí.
  • Aumentando el número de mujeres en cada nivel dentro de la empresa, especialmente en puestos de responsabilidad en los consejos de administración.
  • Evaluando a los proveedores en temas de igualdad.
  • Elaborando un plan formativo en la empresa en materia de género, que incluye temáticas como la no discriminación y que llega a todos los departamentos y puestos de la empresa.
  • Estableciendo políticas salariales que aseguran una igual retribución por igual trabajo, independientemente del género del empleado.
  • Implementando en la empresa un sistema de contratación y protección del empleo que integra la dimensión de género.
  • Implementando planes de conciliación dirigidos por igual a mujeres y hombres y ofreciendo medidas como la adaptación horaria en la empresa, establecido en nuestra política de conciliación de vida familiar y laboral. Accede a más información pinchando aquí.
  • Instaurando una política de tolerancia cero hacia cualquier forma de violencia en el entorno laboral que contemple los abusos verbales y físicos.
  • Respetando la dignidad de las mujeres en todos los productos y servicios de la empresa, ya sean de marketing u otros.
  • Formando a proveedores en materia de igualdad de género y capacitando a las mujeres de la cadena de suministro para adquirir nuevas habilidades laborales.
  • Integrando una cultura de derechos humanos en la empresa, a través de la implantación de los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos de Naciones Unidas con especial hincapié en los derechos de la mujer.
  • Llevando a cabo programas de formación para mujeres en nuestro entorno con el objetivo de empoderarlas y mejorar sus habilidades laborales.
  • Asegurando que los productos que se comercializan no refuerzan los estereotipos de género.

 

Ámbito externo:

  • Utilizando los productos y servicios de la empresa para mejorar las condiciones de las mujeres.
  • Realizando acciones de comunicación y marketing que promuevan la igualdad de género.
  • Creando programas filantrópicos y becas para apoyar el compromiso empresarial con la integración, la igualdad y la defensa de la mujer.
  • Ofreciendo becas de formación para mujeres en con el objetivo de empoderarlas y mejorar sus habilidades de liderazgo.
  • Llevando a cabo donaciones a fundaciones y organizaciones cuyo objeto se base en asuntos de género o en la protección de mujeres.
  • Llevando a cabo alianzas con universidades, ONG y sector público, para realizar proyectos que contribuyan a la igualdad de género.

 

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/gender-equality/

 

6 – AGUA LIMPIA Y SANEAMIENTO

GARANTIZAR LA DISPONIBILIDAD DE AGUA Y SU GESTIÓN SOSTENIBLE Y EL SANEAMIENTO PARA TODOS

Si bien se ha conseguido progresar de manera sustancial a la hora de ampliar el acceso a agua potable y saneamiento, existen miles de millones de personas (principalmente en áreas rurales) que aún carecen de estos servicios básicos. En todo el mundo, una de cada tres personas no tiene acceso a agua potable salubre, dos de cada cinco personas no disponen de una instalación básica destinada a lavarse las manos con agua y jabón, y más de 673 millones de personas aún defecan al aire libre.

La pandemia de la COVID-19 ha puesto de manifiesto la importancia vital del saneamiento, la higiene y un acceso adecuado a agua limpia para prevenir y contener las enfermedades. La higiene de manos salva vidas. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el lavado de manos es una de las acciones más efectivas que se pueden llevar a cabo para reducir la propagación de patógenos y prevenir infecciones, incluido el virus de la COVID-19. Aun así, hay miles de millones de personas que carecen de acceso a agua salubre y saneamiento, y los fondos son insuficientes.

Ámbito interno:

  • Realizando una gestión sostenible del agua en las operaciones y fábricas de la empresa, con una política estricta de consumo y reutilización del agua, como uno de los objetivos de nuestro Sistema de Gestión Medio Ambiental.
  • Implantando sistemas de gestión ambiental certificados, como el ISO 14001 de Medio Ambiente.
  • Asegurando que los trabajadores tengan acceso a agua potable y a espacios apropiados para la higiene personal en las instalaciones.
  • Concienciando y formando a empleados sobre la importancia de un uso eficiente y una gestión sostenible del agua.
  • Invirtiendo en tecnologías que mejoren a corto y largo plazo la gestión sostenible del agua.
  • Mejorando la calidad de los vertidos de aguas residuales y reduciendo el uso de materiales y productos químicos peligrosos en las operaciones de la empresa, para minimizar el impacto medioambiental. Para ello se realiza periódicamente un análisis de vertidos para asegurar el cumplimiento de la legislación establecida sobre emisión de vertidos.
  • Desarrollando tecnologías para ahorrar, recuperar y reutilizar agua.

Ámbito externo:

  • Integrando en la empresa los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos, para asegurar que sus operaciones no impactan sobre el derecho humano al agua, mediante analíticas periódicas.
  • Compartiendo buenas prácticas relacionadas con la gestión sostenible del agua en workshops.
  • Creando alianzas público-privadas con ONG, universidades, sector público y otras empresas para realizar proyectos que contribuyan a un mayor acceso al agua y saneamiento de la población.

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/water-and-sanitation/

 

 

7 – ENERGÍA ASEQUIBLE Y NO CONTAMINANTE

GARANTIZAR EL ACCESO A UNA ENERGÍA ASEQUIBLE, SEGURA, SOSTENIBLE Y MODERNA

El mundo está avanzando hacia la consecución del Objetivo 7 con indicios alentadores de que la energía se está volviendo más sostenible y ampliamente disponible. El acceso a la electricidad en los países más pobres ha comenzado a acelerarse, la eficiencia energética continúa mejorando y la energía renovable está logrando resultados excelentes en el sector eléctrico.

A pesar de ello, es necesario prestar una mayor atención a las mejoras para el acceso a combustibles de cocina limpios y seguros, y a tecnologías para 3000 millones de personas, para expandir el uso de la energía renovable más allá del sector eléctrico e incrementar la electrificación en el África subsahariana.

El informe de progreso en materia de energía proporciona un registro mundial del progreso relativo al acceso a la energía, la eficiencia energética y la energía renovable. Evalúa el progreso conseguido por cada país en estos tres pilares y ofrece una panorámica del camino que nos queda por recorrer para conseguir las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030.

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/energy/

 

8 – TRABAJO DECENTE Y CRECIMIENTO ECONÓMICO

PROMOVER EL CRECIMIENTO ECONÓMICO INCLUSIVO Y SOSTENIBLE, EL EMPLEO Y EL TRABAJO DECENTE PARA TODOS

Un crecimiento económico inclusivo y sostenido puede impulsar el progreso, crear empleos decentes para todos y mejorar los estándares de vida.

La COVID-19 ha alterado miles de millones de vidas y ha puesto en peligro la economía mundial. El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé una recesión mundial tan mala o peor que la de 2009. A medida que se intensifica la pérdida de empleo, la Organización Internacional del Trabajo estima que cerca de la mitad de todos los trabajadores a nivel mundial se encuentra en riesgo de perder sus medios de subsistencia.

Incluso antes del brote de la COVID-19, era probable que uno de cada cinco países (en donde habitan miles de millones de personas que viven en situación de pobreza) vieran sus ingresos per cápita estancarse o reducirse en 2020. A día de hoy, las perturbaciones económicas y financieras derivadas de la COVID-19 (como las alteraciones en la producción industrial, la caída de los precios de los productos básicos, la volatilidad del mercado financiero y el aumento de la inseguridad) están desbaratando el ya de por sí tibio crecimiento económico y empeorando los riesgos acentuados de otros factores.

En el ámbito interno:

  • Garantizando condiciones laborales dignas a todos los empleados de Oleoestepa, tanto a nivel nacional como internacional, y asegurando la no discriminación en la contratación, remuneración, beneficios, capacitación y promoción.
  • Creando una cultura de derechos humanos en la empresa, a través de la implantación de los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos de Naciones Unidas, para fomentar el derecho a un trabajo digno para todos sus trabajadores y los de su cadena de valor.
  • Estableciendo políticas de homologación en la selección de proveedores donde priman las condiciones económicas justas poniendo el foco en el tejido económico más cercano.
  • Llevando a cabo medidas de diversidad en la empresa, proporcionando a las mujeres, jóvenes y grupos desfavorables la oportunidad de desarrollarse laboralmente de forma igualitaria. En el caso de Oleoestepa la midad de los trabajadores son mujeres, responsables de diversos departamentos.
  • Fomentando el empleo joven en la empresa a través de contrataciones y programas de prácticas, con una media media de contratación de tres personas en prácticas.
  • Garantizando contratos indefinidos y oportunidades de promoción y desarrollo profesional a los empleados.
  • Garantizando la libertad sindical y la negociación colectiva y promoviendo la adhesión de los trabajadores a sindicatos de trabajadores.
  • Contando con sistemas de prevención de riesgos que vela por la salud de los empleados en nuestras instalaciones, incluyendo reconocimientos médicos a nuestros trabajadores de forma anual.
  • Impulsando la economía y cultura local, apoyando a pequeñas empresas locales y formando y contratando a personas del entorno cercano.
  • Llevando a cabo una utilización eficiente de los recursos naturales en las actividades de la empresa, para disminuir el impacto medioambiental, potenciando un crecimiento económico sostenible.
  • Potenciado en nuestras cooperativas mediante la producción integrada y la producción ecológica y fomentada en nuestra industria con la certificación ISO14001 de medio ambiente.

En el ámbito externo:

  • Creando herramientas que apoyen la creación de trabajo decente, la innovación y el emprendimiento, por ejemplo, a través de plataformas online para compartir conocimiento y buenas prácticas entre las almazaras asociadas.
  • Ofreciendo becas a jóvenes y grupos vulnerables, con el objetivo de proporcionarles las habilidades, herramientas y conocimientos necesarios para encontrar empleo.
  • Contando buenas prácticas en talleres y ponencias relacionadas con la generación de crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible y empleo decente.
  • Creando alianzas público-privadas con ONG, universidades, sector público y otras empresas para realizar proyectos que contribuyan a un crecimiento económico sostenible.

 

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/economic-growth/

 

9 – INDUSTRIA, INNOVACIÓN E INFRAESTRUCTURA

CONSTRUIR INFRAESTRUCTURAS RESILIENTES, PROMOVER LA INDUSTRIALIZACIÓN SOSTENIBLE Y FOMENTAR LA INNOVACIÓN

La industrialización inclusiva y sostenible, junto con la innovación y la infraestructura, pueden dar rienda suelta a las fuerzas económicas dinámicas y competitivas que generan el empleo y los ingresos. Estas desempeñan un papel clave a la hora de introducir y promover nuevas tecnologías, facilitar el comercio internacional y permitir el uso eficiente de los recursos.

Sin embargo, todavía queda un largo camino que recorrer para que el mundo pueda aprovechar al máximo este potencial. En especial, los países menos desarrollados necesitan acelerar el desarrollo de sus sectores manufactureros si desean conseguir la meta de 2030 y aumentar la inversión en investigación e innovación científicas.

La innovación y el progreso tecnológico son claves para descubrir soluciones duraderas para los desafíos económicos y medioambientales, como el aumento de la eficiencia energética y de recursos. A nivel mundial, la inversión en investigación y desarrollo (I+D), como porcentaje del PIB, aumentó de un 1,5 % en el 2000 a un 1,7 % en el 2015, y continuó casi en el mismo nivel en el 2017. Sin embargo, en las regiones en desarrollo fue inferior al 1 %.

En términos de infraestructura de comunicaciones, más de la mitad de la población mundial está ahora conectada y casi toda la población global vive en un área con cobertura de red móvil. Se estima que, en 2019, el 96,5 % de la población tenía cobertura de red, como mínimo, 2G.

En el ámbito interno:

  • Introduciendo la innovación como parte de la cultura empresarial, renovando y ampliación las líneas de envasado, bodega y almacén, con criterios de sostenibilidad.
  • Contando con instalaciones y fábricas sostenibles, resilientes y de calidad en la empresa, asegurando el bienestar de todos los empleados y proveedores de la empresa.
  • Dando acceso a tecnología de la información y la comunicación (TIC) a todos los empleados de la empresa y fomentarla a través de la cadena de suministro, para asegurar una comunicación fluida en toda la cadena de valor.
  • Fomentando las relaciones comerciales con las pequeñas y medianas empresas a través de la cadena de valor, promoviendo entre ellas la capacidad tecnológica y la gestión de la innovación para fomentar el crecimiento industrial sostenible.
  • Desarrollando tecnologías eficientes y sostenibles para mejorar la gestión de los recursos naturales en las actividades de la empresa y para disminuir el impacto medioambiental. En esta línea hemos implantado un sistema de calentamiento de agua por placas solares para la limpieza de nuestras instalaciones.
  • En el caso de las empresas de construcción, creando infraestructuras sostenibles, reduciendo el impacto medioambiental y utilizando materiales sostenibles.
  • Implantación de tecnologías agrarias eficientes y sostenibles para mejorar la gestión de los recursos naturales y disminuir el impacto medioambiental, impulsando la agricultura digital y formando a los trabajadores en nuevas técnicas sostenibles en la producción agrícola sostenibles.
  • Invirtiendo en I+D+i para fomentar el desarrollo tecnológico y la innovación en las actividades de la empresa.
  • Expandiendo el negocio de la empresa a países en desarrollo bajo el prisma de la sostenibilidad a nivel económico, social y ambiental, fomentando la industrialización sostenible a través de la superación de certificaciones ligadas a la Responsabilidad Social Corporativa, como la AENOR IQNET SR10.

En el ámbito externo:

  • Utilizando las actividades de la empresa para fomentar las infraestructuras sostenibles, la capacidad tecnología y la innovación.
  • Desarrollando nuevos productos más sostenibles que atiende a las necesidades y demandas del consumidor actual.
  • Construyendo alianzas entre empresas del sector para potenciar la innovación sostenible a través de toda la cadena de valor.
  • Desarrollando proyectos conjuntamente con gobiernos y comunidades locales y comarcales para crear infraestructuras sostenibles, que impacten en la sociedad de una manera positiva tanto en lo social como en lo ambiental.

 

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/infrastructure/

 

10 – REDUCCIÓN DE LAS DESIGUALDADES

REDUCIR LA DESIGUALDAD EN Y ENTRE LOS PAÍSES

Reducir las desigualdades y garantizar que nadie se queda atrás forma parte integral de la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La desigualdad dentro de los países y entre estos es un continuo motivo de preocupación. A pesar de la existencia de algunos indicios positivos hacia la reducción de la desigualdad en algunas dimensiones, como la reducción de la desigualdad de ingresos en algunos países y el estatus comercial preferente que beneficia a los países de bajos ingresos, la desigualdad aún continúa.

La COVID-19 ha intensificado las desigualdades existentes y ha afectado más que nadie a los pobres y las comunidades más vulnerables. Ha sacado a la luz las desigualdades económicas y las frágiles redes de seguridad social que hacen que las comunidades vulnerables tengan que sufrir las consecuencias de la crisis.  Al mismo tiempo, las desigualdades sociales, políticas y económicas han amplificado los efectos de la pandemia.

Las desigualdades también están aumentando para las poblaciones vulnerables en países con sistemas sanitarios más deficientes y en países que se enfrentan a crisis humanitarias existentes. Los refugiados y los migrantes, así como los pueblos indígenas, los ancianos, las personas con discapacidad y los niños se encuentran especialmente en riesgo de ser excluidos. Además, el discurso de odio dirigido a los grupos vulnerables está en aumento.

En el ámbito interno:

  • Creando una cultura de derechos humanos en la empresa, a través de la implantación de los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos de Naciones Unidas.
  • Proporcionando condiciones laborales y sueldos dignos a los empleados y a través de la cadena de suministro.
  • Implementando políticas y procedimientos recogidas en el Sistema de Gestión Integrado que concretan las calificaciones, habilidades y experiencia necesarias para la contratación, colocación, capacitación y avance del personal en todos los niveles.
  • Estableciendo procesos internos de transparencia integrados en las Normas de Régimen Interno para evitar prácticas de corrupción y de evasión fiscal, que impactan directamente sobre la desigualdad, contando así mismo con auditorías de las cuentas anuales.
  • Desarrollando las capacidades y formando a los trabajadores para que puedan desarrollarse y ascender profesionalmente, contando con un programa de Formación Continua y Primas por Objetivos.
  • Estableciendo un Plan de Igualdad en la empresa con el objetivo de proporcionar igualdad de oportunidades laborales a todos los trabajadores, independientemente de cualquier característica individual, fomentando asimismo estas prácticas en la cadena de suministro.
  • Proporcionando contratos en prácticas a jóvenes, promoviendo la movilidad social y la diversidad en la empresa.
  • Ajustando el entorno físico para garantizar la salud y la seguridad de los empleados, clientes y otros visitantes.
  • Facilitando funciones e instrucciones a través de un profesional responsable interno de Seguridad laboral, encargado de dar instrucciones y proporcionar la información necesaria para garantizar la máxima seguridad en el trabajo.
  • Impulsando la economía local y su tejido industrial en una comarca marcada por unas peores condiciones socioeconómicas respecto a la media europea, configurándose como un importante motor de desarrollo.

En el ámbito externo:

  • Realizando proyectos de cooperación al desarrollo y acción social con el foco en zonas o personas vulnerables, a nivel nacional e internacional.
  • Creando alianzas público-privadas con ONG, universidades, sector público y otras empresas para realizar proyectos que contribuyan a la reducción de las desigualdades.

 

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/inequality/

 

11 – CIUDADES Y COMUNIDADES SOSTENIBLES

LOGRAR QUE LAS CIUDADES SEAN MÁS INCLUSIVAS, SEGURAS, RESILIENTES Y SOSTENIBLES

El mundo cada vez está más urbanizado. Desde 2007, más de la mitad de la población mundial ha estado viviendo en ciudades, y se espera que dicha cantidad aumente hasta el 60 % para 2030.

Las ciudades y las áreas metropolitanas son centros neurálgicos del crecimiento económico, ya que contribuyen al 60 % aproximadamente del PIB mundial. Sin embargo, también representan alrededor del 70 % de las emisiones de carbono mundiales y más del 60 % del uso de recursos.

La rápida urbanización está dando como resultado un número creciente de habitantes en barrios pobres, infraestructuras y servicios inadecuados y sobrecargados (como la recogida de residuos y los sistemas de agua y saneamiento, carreteras y transporte), lo cual está empeorando la contaminación del aire y el crecimiento urbano incontrolado.

El organismo de las Naciones Unidas para los alimentos, la FAO, advirtió de que el hambre y las muertes podrían aumentar de manera significativa en las zonas urbanas que no cuentan con medidas para garantizar que los residentes pobres y vulnerables tengan acceso a alimentos.

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/cities/

 

12 – PRODUCCIÓN Y CONSUMO RESPONSABLES

GARANTIZAR MODALIDADES DE CONSUMO Y PRODUCCIÓN SOSTENIBLES

El consumo y la producción mundiales (fuerzas impulsoras de la economía mundial) dependen del uso del medio ambiente natural y de los recursos de una manera que continúa teniendo efectos destructivos sobre el planeta.

El progreso económico y social conseguido durante el último siglo ha estado acompañado de una degradación medioambiental que está poniendo en peligro los mismos sistemas de los que depende nuestro desarrollo futuro (y ciertamente, nuestra supervivencia).

Estos son algunos hechos y cifras:

  • Cada año, se estima que un tercio de toda la comida producida (el equivalente a 1300 millones de toneladas con un valor cercano al billón de dólares) acaba pudriéndose en los cubos de basura de los consumidores y minoristas, o estropeándose debido a un transporte y unas prácticas de recolección deficientes.
  • Si todo el mundo cambiase sus bombillas por unas energéticamente eficientes, se ahorrarían 120 000 millones de dólares estadounidenses al año.
  • En caso de que la población mundial alcance los 9600 millones de personas en 2050, se podría necesitar el equivalente a casi tres planetas para proporcionar los recursos naturales necesarios para mantener los estilos de vida actuales.

La pandemia de la COVID-19 ofrece a los países la oportunidad de elaborar planes de recuperación que reviertan las tendencias actuales y cambien nuestros patrones de consumo y producción hacia un futuro más sostenible.

El consumo y la producción sostenibles consisten en hacer más y mejor con menos. También se trata de desvincular el crecimiento económico de la degradación medioambiental, aumentar la eficiencia de recursos y promover estilos de vida sostenibles.

El consumo y la producción sostenibles también pueden contribuir de manera sustancial a la mitigación de la pobreza y a la transición hacia economías verdes y con bajas emisiones de carbono.

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/sustainable-consumption-production/

 

13 – ACCIÓN POR EL CLIMA

ADOPTAR MEDIDAS URGENTES PARA COMBATIR EL CAMBIO CLIMÁTICO Y SUS EFECTOS

El 2019 fue el segundo año más caluroso de todos los tiempos y marcó el final de la década más calurosa (2010-2019) que se haya registrado jamás.

Los niveles de dióxido de carbono (CO2) y de otros gases de efecto invernadero en la atmósfera aumentaron hasta niveles récord en 2019.

El cambio climático está afectando a todos los países de todos los continentes. Está alterando las economías nacionales y afectando a distintas vidas. Los sistemas meteorológicos están cambiando, los niveles del mar están subiendo y los fenómenos meteorológicos son cada vez más extremos.

A pesar de que se estima que las emisiones de gases de efecto invernadero caigan alrededor de un 6% en 2020 debido a las restricciones de movimiento y las recesiones económicas derivadas de la pandemia de la COVID-19, esta mejora es solo temporal. El cambio climático no se va a pausar. Una vez que la economía mundial comience a recuperarse de la pandemia, se espera que las emisiones vuelvan a niveles mayores.

Es necesario tomar medidas urgentes para abordar tanto la pandemia como la emergencia climática con el fin de salvar vidas y medios de subsistencia.

El Acuerdo de París, aprobado en 2015, aspira a reforzar la respuesta mundial a la amenaza del cambio climático manteniendo el aumento global de la temperatura durante este siglo muy por debajo de 2 grados Celsius con respecto a los niveles preindustriales. El acuerdo también aspira a reforzar la capacidad de los países para lidiar con los efectos del cambio climático mediante flujos financieros apropiados, un nuevo marco tecnológico y un marco de desarrollo de la capacidad mejorado.

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/climate-change-2/

 

14 – ACCIÓN POR EL CLIMA

CONSERVAR Y UTILIZAR SOSTENIBLEMENTE LOS OCÉANOS, LOS MARES Y LOS RECURSOS MARINOS

El océano impulsa los sistemas mundiales que hacen de la Tierra un lugar habitable para el ser humano. Nuestra lluvia, el agua potable, el tiempo, el clima, los litorales, gran parte de nuestra comida e incluso el oxígeno del aire que respiramos los proporciona y regula el mar.

Una gestión cuidadosa de este recurso mundial esencial es una característica clave de un futuro sostenible. No obstante, en la actualidad, existe un deterioro continuo de las aguas costeras debido a la contaminación y a la acidificación de los océanos que está teniendo un efecto adverso sobre el funcionamiento de los ecosistemas y la biodiversidad. Asimismo, también está teniendo un impacto perjudicial sobre las pesquerías de pequeña escala.

Proteger nuestros océanos debe seguir siendo una prioridad. La biodiversidad marina es vital para la salud de las personas y de nuestro planeta. Las áreas marinas protegidas se deben gestionar de manera efectiva, al igual que sus recursos, y se deben poner en marcha reglamentos que reduzcan la sobrepesca, la contaminación marina y la acidificación de los océanos.

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/oceans/

 

15 – VIDA DE ECOSISTEMAS TERRESTRES

GESTIONAR SOSTENIBLEMENTE LOS BOSQUES, LUCHAR CONTRA LA DESERTIFICACIÓN, DETENER E INVERTIR LA DEGRADACIÓN DE LAS TIERRAS, DETENER LA PÉRDIDA DE BIODIVERSIDAD

En 2016, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) alertó de que un aumento mundial de las epidemias zoonóticas era motivo de preocupación. En concreto, señaló que el 75 % de todas las enfermedades infecciosas nuevas en humanos son zoonóticas y que dichas enfermedades están estrechamente relacionadas con la salud de los ecosistemas.

En Trabajar con el medio ambiente para proteger a las personas, el PNUMA detalla cómo «reconstruir mejor», mediante una base científica más sólida, políticas que contribuyan a un planeta más sano y más inversiones verdes.

La respuesta del PNUMA se ocupa de cuatro áreas:

  1. Ayudar a las naciones a gestionar los desechos médicos de la COVID-19.
  2. Producir un cambio transformativo para la naturaleza y las personas.
  3. Trabajar para garantizar que los paquetes de recuperación económica creen resiliencia para crisis futuras.
  4. Modernizar la gobernanza ambiental a nivel mundial.

Para prevenir, detener y revertir la degradación de los ecosistemas de todo el mundo, las Naciones Unidas han declarado la Década para la Restauración de los Ecosistemas (2021-2030). Esta respuesta coordinada a nivel mundial ante la pérdida y degradación de los hábitats se centrará en desarrollar la voluntad y la capacidad políticas para restaurar la relación de los seres humanos con la naturaleza. Asimismo, se trata de una respuesta directa al aviso de la ciencia, tal y como se expresa en el Informe especial sobre cambio climático y tierra del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, a las decisiones adoptadas por todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas en las convenciones de Río sobre cambio climático y biodiversidad y a la Convención de las Naciones Unidas para la Lucha contra la Desertificación.

Se sigue trabajando en un nuevo y ambicioso Marco mundial de diversidad biológica posterior a 2020. Mientras el mundo responde a la actual pandemia y se recupera de ella, necesitará un plan sólido destinado a la protección de la naturaleza, de manera que la naturaleza pueda proteger a la humanidad.

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/biodiversity/

 

16 – PAZ, JUSTICIA E INSTITUCIONES SÓLIDAS

PROMOVER SOCIEDADES JUSTAS, PACÍFICAS E INCLUSIVAS

Los conflictos, la inseguridad, las instituciones débiles y el acceso limitado a la justicia continúan suponiendo una grave amenaza para el desarrollo sostenible.

El número de personas que huyen de las guerras, las persecuciones y los conflictos superó los 70 millones en 2018, la cifra más alta registrada por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en casi 70 años.

En 2019, las Naciones Unidas registraron 357 asesinatos y 30 desapariciones forzadas de defensores de los derechos humanos, periodistas y sindicalistas en 47 países.

Por otro lado, los nacimientos de alrededor de uno de cada cuatro niños en todo el mundo con menos de 5 años nunca se registran de manera oficial, lo que les priva de una prueba de identidad legal, que es crucial para la protección de sus derechos y para el acceso a la justicia y a los servicios sociales.

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/peace-justice/

 

17 – ALIANZAS PARA LOGRAR LOS OBJETIVOS

REVITALIZAR LA ALIANZA MUNDIAL PARA EL DESARROLLO SOSTENIBLE

Los ODS solo se pueden conseguir con asociaciones mundiales sólidas y cooperación.

Para que un programa de desarrollo se cumpla satisfactoriamente, es necesario establecer asociaciones inclusivas (a nivel mundial, regional, nacional y local) sobre principios y valores, así como sobre una visión y unos objetivos compartidos que se centren primero en las personas y el planeta.

Muchos países requieren asistencia oficial para el desarrollo con el fin de fomentar el crecimiento y el comercio. Aun así, los niveles de ayuda están disminuyendo y los países donantes no han respetado su compromiso de aumentar la financiación para el desarrollo.

Debido a la pandemia de la COVID-19, se espera que la economía mundial se contraiga fuertemente, en un 3 %, en 2020, lo que constituiría su peor recesión desde la Gran Depresión. Ahora más que nunca es necesaria una sólida cooperación internacional con el fin de garantizar que los países que poseen los medios para recuperarse de la pandemia reconstruyan mejor y consigan los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/globalpartnerships/

­

 

Subir