fbpx
Tel. +34 955 91 31 54

16 de Enero: Día Internacional de la Croqueta

Si hay un plato de la dieta mediterránea que todo (o casi todo) el mundo adora, es la croqueta.

Su nombre proviene de la onomatopeya francesa “croquer”, que significa crujir y aunque surge como método de dar uso a las sobras de la carne, llegó a ser considerado un plato de la nobleza.

Pero, ¿Cuál es el secreto del éxito de la croqueta para gustar a la mayoría de personas?

Su versatilidad; es probablemente uno de los platos más versátiles y personalizables de la dieta mediterránea; puedes probar a rellenarlas de carne, pescado, verdura… sin duda, un sinfín de posibilidades.

Pero hay otro elemento que es determinante para conseguir una buena croqueta: su fritura.

La croqueta debe de quedar crujiente por fuera y jugosa por dentro, tenemos que conseguir que no quede aceitosa, seca o quemada a consecuencia de una mala fritura.

La temperatura óptima de fritura para una croqueta está entre los 160/180 grados de temperatura, pues así conseguiremos esa capa crujiente por fuera que nos da la reacción de Maillard.

Es determinante para una buena fritura a altas temperaturas el uso de Aceite de Oliva Virgen Extra, ya que el AOVE puede resistir hasta 180 grados varias veces sin deteriorarse completamente. Otros aceites se queman entre 120/140 grados, de hecho, si usamos aceite de girasol u otros oleicos, cuando veamos que se dore el alimento, el aceite ya estará quemado y deteriorado.

Además, la fritura es algo sano siempre y cuando se haga con aceite de oliva virgen extra. Esta técnica realizada con AOVE, hace que por ejemplo, unas patatas no absorban ni el 25% de grasa cuando con cualquier otro aceite absorben más del 40% por lo que emplear un virgen extra supone un menor aporte calórico.

 

A continuación os dejamos 5 tips para conseguir mejores croquetas:

-Para alargar la vida útil del aceite de oliva virgen extra que usemos para su fritura y mantenerlo en condiciones óptimas, intenta filtrarlo tras cada sesión de fritura para evitar posos requemados que aportan componentes nada beneficiosos y amargos.

-Tapa la freidora para que no entre humedad si no la estas usando

-Intenta evitar temperaturas superiores a los 180 grados para que el aceite usado no se degrade en exceso

-Elimina el exceso de aceite con algo tan sencillo como dejar la fritura reposar en un papel absorbente sobre un plato antes de llevarla a la mesa

-Nunca frías dos veces la misma croqueta, o en la segunda vuelta se empapará de aceite, por eso siempre debemos esperar a que esté a 160 grados de temperatura.

Esperamos que este articulo sobre como hacer las mejores croquetas posibles haya sido de tu interés, para su fritura te recomendamos usar nuestro AOVE Oleoestepa Gran Consumo, ideal para unas frituras menos grasas y saludables.

Puedes adquirirlo a través de nuestra tienda online: https://www.oleoestepa.com/categoria-producto/gran-consumo/

¡Feliz Día Internacional de la Croqueta!

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies